De Turkmenistán a la Argentina sin escalas, Vasily Bogdanov

Por Ramiro Nuñez

Vasily Bogdanov nació en la actual Turkmenistán, ex Unión Soviética, hace 48 años. Salvarles la vida a hijos de millonarios argentinos –la leyenda dice que eran familiares del empresario Carlos Bulgheroni- le significó un pasaje para conocer Argentina. Solo sabía tres palabras en castellano: Maradona, tango y Buenos Aires. Pasaron veinte años de aquellas vacaciones, hoy su vida sigue aquí.

Situado al norte de Irán, a orillas del Mar Caspio y con una superficie parecida a la de España, pero con poco más de cinco millones de habitantes, se encuentra Turkmenistán. El país que abastece de gas a toda Europa. “Siempre claro en lo que quieras hablar para que te entienda”, fue el consejo que me dieron para entrevistarlo. Vasily tiene un castellano bastante fluido aunque deje entrever un hilo de su ruso natal y algunos verbos sin conjugar.

Me encontré con quien apodan “el ruso”, un hombre de gran estatura y ojos de color agua tropical, una mañana de jueves soleado en un café de Lanús Oeste a pocas cuadras de donde él vive junto a su mujer argentina. Es entrenador, trabajó como colaborador de básquet en Boca Junios y hoy es el masajista del plantel profesional de fútbol del Club Lanús. Por conocer a Julio H. Grondona tuvo un paso en el cuerpo técnico de Arsenal de Sarandí. Fanático de Diego Maradona, recuerda con una sonrisa tan grande como su porte físico, la vez que lo conoció en 2007. Hoy exhibe su foto junto a Diego en su perfil de Whatsapp y Facebook. Junto con su mujer quieren adoptar un hijo/a y hasta se reconoce como ‘peronista’.

¿Es difícil la vida en su país?

Si claro, es la ex Unión Soviética. Después de su separación se quedó dentro una cultura musulmana, explotó la religión árabe en la zona y por eso muchos se fueron.

¿Usted que religión práctica?

Yo soy cristiano ortodoxo. Como los rusos, yo hablo ruso. Soy descendiente de ellos.

¿Cómo era su vida en Turkmenistán?

Vivía con mi familia, me formé en la Universidad del Deporte en la Unión Soviética y tuve el curso de masajista por dos años más. En Argentina, también hice un curso porque la universidad de allá no tiene un convenio acá y no me reconocieron el título. Laburaba como entrenador deportivo de chicos, yo siempre quiero salir campeón.

¿Cómo fue que terminaste en Argentina?

Trabajaba en la pileta de un barrio privado donde vivían argentinos que pertenecían a la empresa Bridas, de la familia Bulgheroni. Turkmenistán tiene mucho gas, le provee a toda Europa y Rusia. Era un barrio hermoso, tenía canchas para todo tipo de deportes y piletas. Los padres me dejaban a los chicos y se iban a trabajar. Me confiaban a los hijos, sabían que no iba a pasar nada. Pero un día hubo una tormenta de arena. El día se hizo de noche, la arena tapó todo y hubo muchísimo viento, las mesas de mármol y sombrillas alrededor de la pileta en un segundo volaron, todo iba para el lado de la pileta donde había tres chiquitos. Escuché que una madre gritó como loca “¡Agustín!” yo me tire a la pileta y agarré fuerte a los chicos para protegerlos de lo que volaba. La pileta se llenó de arena en un instante, de celeste pasó a ser negra. En agradecimiento los padres de los chicos me dieron un pasaje para ir de vacaciones a Argentina. En el invierno de allá las piletas están cerradas y es más difícil trabajar. Cuando llegué acá era verano y estaba hermoso. “Me quedo acá”, dije.

¿Cómo tomó su familia la noticia de que se iba?

Vine de vacaciones, pero volví a mi país a avisarle a mamá y papá que me iba a Argentina a vivir. Me dijeron que estaba loco, que no conocía el idioma, la cultura, que no tenía amigos y nada. Pero a mí no me importaba, me vine con mil dólares, que era lo máximo que se podía sacar de mi país

¿Qué sabías de la Argentina?

Solo sabía tres palabras en castellano: Maradona, tango y  Buenos Aires. Después fui conociendo toda la cultura. Me encanta la comida argentina, como asado y tomo vino, a veces me toca cocinar a mí cuando mi señora viene tarde de trabajar.

¿Hace cuánto tiempo estás con tu mujer? ¿Están casados?

Mi señora es argentina, trabaja como asistente social en los colegios, hace 10 años que estamos juntos, nos conocimos en el Club Lanús. No estamos casados, hoy en día casarse es relativo. Además yo ya me casé una vez, tengo una hija de 25 años, que es docente universitaria en Moscú.

¿Cómo te comunicás con tu hija y con tu familia de Turkmenistán?

Con mi hija hablamos seguido por Whatsapp, nos llamamos por video llamada. En mi país no se puede hacer eso, mi madre, mi hermana y mi sobrino están en Turkmenistán. A veces estoy intentando llamarlos por teléfono una semana entera y no me puedo comunicar. Con todo el progreso que hay en el mundo es increíble que no me pueda comunicar con ellos, es un país cerrado. Mi hija cuando puede me viene a visitar, por eso quiero construir una casa más grande que el departamento que alquilamos para que pueda venir y quedarse. Me sale más barato que venga ella que yo ir a Rusia ¡Ja! Además en Argentina hay muchos lugares para visitar. A las Cataratas ya fuimos, me falta conocer Bariloche y Salta. Programar las vacaciones con el fútbol es difícil, ahora tenemos un mes de vacaciones porque terminó el campeonato, pero mi mujer sigue trabajando en la escuela.

¿Qué sentiste cuando conociste a Maradona y cómo fue?

En el club rumoreaban que podía llegar a ir a ese partido a beneficio del club Talleres de Remedios de Escalada. Cuando aparece en el vestuario, no lo podía creer, era chiquito. Me pidió que le masajee la espalda. Cuando le conté de donde venía me dijo: “Abramovich te voy a llevar a la selección”. No me llevó, pero no pasa nada, él a todos les prometía que los iba a llevar a la selección ¡Ja! Le di un beso, un abrazo y nos sacamos la foto. Se la mandé a mi hija en Moscú y ella se la mando a mi madre, no podían creer que tenía una foto con Diego. Es un ídolo mundial, en todos lados lo conocen y en mi país lo aman.

¿Tenés el DNI argentino?

Sí lo tengo gracias al ex intendente de Lanús Manuel Quindimil, por él soy ciudadano argentino. ‘Manolo’ me mostró una foto de Perón y Evita que tenía en su oficina y me contó como era la política acá. Entonces yo me hice peronista y lo soy con mucha honra.

¿Con su mujer piensan tener hijos/as?

Con mi señora queremos adoptar un hijo/a, estamos anotados en el Juzgado N° 1 de Lanús. Hace cinco años que estamos luchando y esperando. Es increíble que a gente como nosotros que quiere y necesita no le den, pero vamos a seguir luchando y esperando. Yo quiero construir la casa, mudarnos y adoptar un hijo/a. Hay familias que vienen atrás nuestro y ya le dieron un niño en adopción, a nosotros nos justifican: “porque son más jóvenes” ¡Pero si nos van a boludear cinco años más yo ya voy a estar más viejo! Tengo 48 años, es ahora.

¿Cómo llegaste a trabajar en el Club Lanús?

Primero conocí una persona que me llevó a Boca Juniors, trabajé dos años como ayudante y asistente en Básquet. Después me presentaron a Mónica Echeverría, entrenadora del básquet femenino de Lanús, ella me trajo al club, me presentó a Arturo Rellán y me hicieron entrar a trabajar en el básquet de Lanús. Trabajé mucho tiempo hasta que me vinieron a buscar del fútbol. Entré al futbol y salimos campeones en el 2007, fui una cábala ¡Ja! Después me fui un tiempo a Arsenal, porque gracias a dios conocí a Julio Grondona, allí también salimos campeones. Volví a Lanús cuando estaban los mellizos Barros Schelotto, después vino Jorge Almirón ¡y volvimos a salir campeones tres veces más! Yo siempre quiero ganar, ser campeón.

¿Cómo es un día en tu trabajo?

7:30 de la mañana ya estamos dentro del vestuario porque algunos jugadores vienen temprano y preparamos todo para los entrenamientos. Algunos me piden masajes antes de entrenar y se los hago. La verdad que tenemos un lindo grupo de laburo con los médicos, utileros, kinesiólogos y cocineros.

¿Cómo es tu relación en el día a día con los futbolistas?

Maravillosa, es una relación muy especial. Ellos antes y después de entrenar me piden masajes. “Rusito me metes dedito acá”, me dicen. José ‘Pepe’ Sand me bromea: “Acariciame rusito, no me hagas doler”.

¿Qué significa el Club Lanús en tu vida?

Lanús significa todo para mí. Me arregló la vida, me hizo viajar por toda la Argentina y Sudamérica. Me dio todo, me quedo en Lanús para siempre.

Vasily junto a José “pepe” Sand
Anuncios

Detective por un día

Crónica Urbana

                                                                                        Por Ramiro Nuñez

¿Estamos preparados para afrontar un día completamente distinto al que teníamos planeado? La monotonía reinante con la que llevamos nuestra rutina no se deja ver solo hasta que un suceso tan particular interviene para romper con ese confort. Drogas, armas y rock and roll para el anochecer de un día agitado.

Primera Parte: Era parcial, fue crimen

14 de Junio de 2018. Un día de invierno en el que me levanté tranquilamente, sabía todo lo que tenía por hacer. Mis planes eran sencillos, tomarme todo el día para dar el último repaso de estudio ya que a las 18 debía ir a rendir un final de una materia en la Universidad. Luego volvería a mi casa a comer y todo concluiría así. Mi cabeza sólo pensaba en rendir y en el suceso de esa fecha. En la cámara de diputados se votaba por una causa que apoyaba: la legalización del aborto seguro y gratuito en la república Argentina.

Bajé al living de mi casa y prendí la televisión esperando ver noticias sobre la votación de diputados. Pero el primer embate del día no se hizo esperar. Mientras me dirigía a preparar el desayuno, las noticias alertaban sobre el asesinato de una anciana. Ese asesinato, comentaban en la televisión, había ocurrido en mi municipio, me alarmé. Acto seguido informan de quién se trataba. Para mi lamento era la abuela de un ser querido. Mi palidez aumentaba paulatinamente con el correr del relato que contaba lo sucedido y del infierno que tuvo que vivir esa abuela, estaba atónito.

Las horas continuaron. Mi cabeza se encontraba en distintos lugares. El congreso, los grupos de Whatsapp donde avisarían lugar y hora del velorio, y el último repaso antes de rendir. Me preparé y me dirigí a la Universidad. Durante el viaje me percaté de que eran las 16 y yo rendía recién a las 18. Si mi viaje duraba menos que una hora ¿Por qué había salido con tanto tiempo de antelación? ¿Acaso seguía atónito por lo sucedido? O quizá así tuvo que ser. Bajé del tren y a paso lento caminaba las pocas cuadras que quedan desde la estación hasta mi casa de estudios. Escuchaba música fuerte con mis auriculares, miraba el suelo y pensaba mucho. En eso, se me ocurrió ir a la cafetería de la Universidad a pedirme un café con leche, lo de siempre. Así pasaría el tiempo hasta que llegase la hora señalada.

Segunda Parte: El patrullero y un rumbo incierto

La mirada seguía dirigida al suelo y la música sonaba igual de fuerte. Faltando apenas unos metros para ingresar me detiene la policía y enfáticamente me piden los documentos. Me bloqueé, no supe qué decir ni cómo reaccionar. Ellos hacían oídos sordos a mi pedido de que tenía que ir a rendir. Ya era tarde, estaba dentro del patrullero y junto a mí, otra joven. Los policías se subieron y arrancamos hacia un rumbo incierto. Cerré los ojos y respiré profundo.                      – Espero que esto dure poco, me dije. Qué iluso.

En menos de dos minutos llegamos a lo que sería el primer destino, la “Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de Quilmes”. Una vez allí me explicaron que sería testigo de un operativo anti narcotráfico. Vi muchos policías preparándose, no los logre contar pero estoy seguro de que eran unos veinte, tenían armas de todo tipo de calibre. Se repartieron en tres vehículos distintos, algunos iban en dos camionetas “Van” y otros escondidos bajo una lona en la caja de un viejo camión que parecía que en cada cuadra se quedaría por el deplorable estado en que estaba.

La joven testigo que me acompañaba mostraba una mezcla de enojo en su rostro y desazón al hablar. En el Fiat Siena color champagne en el que nos encontrábamos había dos personas más. Instantáneamente deduje que eran policías de civil, claro, por su vestimenta. El conductor era un hombre de unos cincuenta y algo de años, a su lado se ubicó un muchacho más joven, de unos treinta. Una vez listos y preparados emprendimos viaje hacia el próximo destino y al que sería el lugar de los hechos. Por delante de todos iba el viejo camión, por detrás las dos Van y último el Siena. Al pasar por la bajada de la autopista de Bernal, una de las Van se desvió y tomo su camino por la autopista. Era parte del plan que llegaran por caminos distintos. El viejo camión también era parte del plan. No querían aparentar nada. Juro que nadie podría percatarse que bajo la lona de ese camión habría una decena de policías armados y listos para la acción.

Llegamos a un humilde barrio de la ciudad de Quilmes conocido como “Villa la Merced”. Atrás quedaba el asfalto, ahora él camino era de tierra. “Nosotros, por su seguridad, vamos a quedarnos lejos del lugar de los hechos. Nos vamos a acercar cuando nos avisen nuestros compañeros”, comentó el que parecía ser el jefe del operativo, ese hombre de unos cincuenta y pico.

Tercera parte: La requisa

Sonaron disparos a lo lejos. Había comenzado el show. Nuestro auto se topó de frente con un carro tirado por un caballo en el que había dos jóvenes. Los dos policías se bajaron violentamente para interceptarlos y requisarlos. Con rostro de susto y miedo los jóvenes dijeron: “No hicimos nada, oficial”. Eran jóvenes humildes que transitaban su barrio en carro, ellos son las principales víctimas del narcotráfico, en el último escalón de un sistema corrupto que los deja a merced del consumo de estupefacientes, llenando el bolsillo de gente como la que estábamos yendo a buscar. Efectivamente los jóvenes no habían hecho nada. Sonó el teléfono del policía. “Vamos para allá”, respondieron.

Desde el auto y con una distancia considerable veía cómo un joven policía sostenía a quien parecía ser el sospechoso. Me sorprendí al ver como éste efectivo le metía terrible piña en la cara a esa persona. Sí, efectivamente era el sospechoso. No era uno, sino que eran dos los detenidos. “Cómo me hizo correr este hijo de puta, no lo alcanzaba más”, se escuchó decir entre la muchedumbre de uniformados. Que los hayan hecho correr mucho era el porqué de esa piña, o al menos esa la justificación de quien la efectuó.

Bajamos del auto para presenciar la requisa. Era nuestro momento de actuar. Los ojos bien abiertos, no se debía pasar por alto ningún detalle. Preparé la cámara de mi teléfono celular. Algún recuerdo fotográfico de todo aquello me llevaría. El sol comenzaba a despedirse en el horizonte. Los guantes, zapatillas, pantalón jean, buzo y campera de nieve que llevaba puesta intentaban contrarrestar el frio.

Arrodillados contra la pared y con la cabeza tapada les comenzaron a sacar lo que ambos delincuentes tenían encima. Un efectivo acercó una campera negra que un acusado había tirado en el camino para descartar evidencia -campera que sería de suma importancia para el caso- “Testigos, observen todo el procedimiento”, nos alertaron. Billetera con documentos, fajos de dinero en efectivo, bolsas con lo que sería la droga y la frutilla del postre: de la cadera de un delincuente sustrajeron un arma de fuego. “Tiene la numeración limada”, alertó un efectivo. De la campera negra sacaron bolsas con droga y dinero en efectivo. Todos los estupefacientes y el arma pertenecían a un sólo detenido a quién, para diferenciarlo, lo llamaremos ‘el alto’. Al restante lo llamaremos ‘el gordo’; a él sólo le requisaron dinero en efectivo. “Bueno, parece que vamos terminando con esto”, pensé. Pero faltaba más. Mucho más.

Cuarta parte: Búnker

Los delincuentes vendían la droga en un “búnker”, que debía ser derribado por los policías. Nos dirigimos hacia este esquivando el barro y saltando charcos de agua. Me sentía dentro de una película o serie policial que a menudo veía en la televisión.

Cuatro paredes de chapas y por encima una quinta que hacía de techo. “Vamos a tirarla, yo los filmo”, dijo uno de los policías. A patadas limpias lo derribaron. Eso sí fue de película, pero de comedia. Quién filmó no tardo un segundo en mandarlo a un grupo de Whatsapp que, por lo que comentaban, parecía ser un grupo cerrado de la policía. El ruido de las chapas al caer no era más que la música de un trabajo en parte cumplido. Yo lo sentía todo como a una primera vez. Para ellos una anécdota más de lo cotidiano.

Quinta parte: Efectivamente, es droga

Volvimos a la Superintendencia, era completamente de noche, hacia frio y tenía hambre. Deseaba más que nada aquel café con medialunas pendiente. “Entran los nuevos”, se escuchó desde el interior de la celda donde dejaron a los detenidos. Los testigos fuimos a un cuarto chico al fondo –la oficina- donde una luz blanca lo iluminaba todo. Las paredes celestes parecían recientemente pintadas como la colocación de las cerámicas blancas del piso. Los policías dejaron sus armas en los escritorios sin muecas en el rostro más que de cansancio. El dejar el arma concluía la parte más salvaje y peligrosa de su trabajo. La persecución, disparos, gritos y corridas habían concluido. Al menos por ese instante, al menos por ese día.

“¿Quieren un cafecito?”, consultó uno mientras frotaba sus manos friolentas. ¿Cómo no iba a querer un café con el frío que hacía? Lo último que había comido era el almuerzo, eran pasadas las ocho de la noche. Me tuve que conformar con el café. Fue lo único que consumí -y gracias- hasta que volví a mi casa. Café de por medio comenzó el trabajo.

De la decena de efectivos que participaron en el operativo solo quedaban tres. El conductor del camión, el que corrió y le pegó la piña al delincuente y la mujer policía. La observé fijamente e hice memoria, era la policía que me había detenido para pedirme los documentos en la puerta de la Universidad. “Gracias a vos estoy acá”, pensé con enojo.

Los tres policías armaron toda la parafernalia de lo que sería la comprobación -o no- de lo incautado. “Si al meter la dosis en el tubo se pone celeste entonces es positivo”, me comentó el policía. Que también era el que manejó el camión, el que ofreció café, el que contaba de los bajos sueldos del policía Bonaerense a comparación de la Metropolitana y al que su pequeño hijo llamó para preguntarle: “Papi a qué hora volvés”. Volvería después de constatar que incautaron más de cien dosis de cocaína, doscientas de pasta base y algunos gramos de marihuana. Papi, volvió muy tarde esa noche. El policía-boxeador apodado por sus colegas como ‘el mellizo’, que llevaba una bufanda del club platense Estudiantes, bromeó: “Encima que son transas son ratas, venden paraguayo en época de flores”. Venden paraguayo: Se conoce como “paraguayo” a la marihuana prensada de baja calidad y a las “flores” como la de buena calidad.

Las horas corrían como a quien corre un colectivo, desesperado. Yo era sueño, era cansancio, era incertidumbre, era hambre, era ganas de llegar a mi casa y también era ganas pasar por el velorio de la abuela de ese ser querido. Pero también era detective.

Sexta parte: El gordo está desabrigado

En el aburrimiento de la espera para poder retirarme comencé a mirar las fotos que había sacado con mi teléfono celular durante el operativo. Las miré una y otra vez hasta que observé un detalle significativo. En una de las fotos el detenido -el gordo- solo llevaba una fina campera de algodón como abrigo. No estaba para nada abrigado con el frío que hacía ese día, a ‘el alto’ si se lo veía en la foto lo suficientemente tapado como para contrarrestar el clima.  La famosa campera negra que contenía droga y a la que le adjudicaron a ‘el alto’ en realidad pertenecía al otro detenido.

Inmediatamente después de esa deducción les comenté a los policías mientras les mostraba la foto que había sacado. Como si fuera John Watson cooperando con Sherlock Holmes. Incrédulos observaron. “Bien ahí, gracias”, dijo ‘el mellizo’.

Que esa campera negra pertenezca al otro detenido le significaba cargos en contra para ambos. De no ser por eso, podría haber salido en libertad inmediatamente porque sólo le habían requisado dinero en efectivo. Todos los cargos recaerían en un solo detenido y ‘el gordo’ podía salir caminando al día siguiente. Los dealer, los transas, los arruina pibes –como los policías se referían a los detenidos- eran dos, no uno.

Para cuando me quise acordar eran pasadas las tres de la madrugada y recién estaba por dormir. Había comido lo que encontré en casa, había regresado en un Uber pagado por mí, porque si ni a mi casa me llevaron mucho menos me iban a pagar el viaje. Concluyó el día. Espero que nunca se repita.

La imagen del caso: los detenidos, la campera negra a la izquierda y el gordo apenas abrigado con una campera de algodón

Pasión y vocación: aviones y caballos

Entrevista de historia de vida a Amado Antonio Ocanto

Por Ramiro Nuñez

El multifacético piloto ex combatiente al que los caballos le salvaron la vida

Bajo el sol de un cálido sábado otoñal vi por primera vez a Amado mientras terminaba de dar la clase de equinoterapia a un niño con capacidades diferentes. Por un momento dudé si era él o no, ya que en su foto de Whatsapp lucía un tupido bigote canoso que ese día no lo tenía. Su mujer me confesó que le gusta más con bigote. Mi primera comunicación con él fue por mensaje “Llamame a las 22:30 porque a las 23 pongo Netflix y apago el celular”. Por teléfono se lo notaba muy entusiasmado con la entrevista y dispuesto a contar todo. “Para mi va a ser un honor”, me dijo.

Tenía poca información sobre él; sabía que se llama Amado, que tiene 71 años, que era un ex piloto y combatiente de Malvinas, que tiene un centro de Equitación Integrada y que vive con su mujer en Aldo Bonzi. Pero no sabía que tiene tres hijos varones, que fue uno de los primeros soldados argentinos en llegar a Malvinas, que fue uno de los pilotos que volaba sobre el agua para no ser detectado por los radares ingleses, que participó en una misión secreta de la Guerra del Golfo, que es profesor de educación física, que tiene 11mil horas de vuelo en distintos tipos de aviones o que incluso fue el mejor corredor de perros de trineo del país durante años.

Con una sonrisa me estrechó la mano y me invitó a pasar a una especie de quincho con paredes de ladrillos y techo de paja.Un lugar que hace las veces de comedor para los instructores de Equinoterapia, reuniones con los padres de los alumnos y sala de estar. En las paredes había cuadros con fotos, insignias de Malvinas y hasta una carta de reconocimiento y bendición del papa Juan Pablo II. Por fuera había colgada una gran bandera Argentina con la frase “Argentinas hoy y siempre” y las islas detrás del sol. Entendí rápidamente que ese salón y todo el centro Amado los había hecho a su gusto, es su lugar. Era el mediodía cuando finalizaron las clases de la mañana; los caballos descansan y los instructores pueden almorzar esperando a los alumnos de la tarde. Con mi compañero nos sentamos frente a él y a Esther, su mujer, quien sacó su propio teléfono celular y puso a grabar la conversación. Amado comenzó a hablar sin que le formulemos ninguna pregunta, estaba entusiasmado por contar su rica historia de vida. Mientras tanto, controlaba que esté todo listo para las próximas clases de la tarde; dice que “se le perdió la pasión” en referencia a una instructora ayudante que al parecer últimamente estaba faltando. Nos contó que están luchando para que salga una Ley Nacional que cubra la actividad que desde 1992 funciona, pero no está regulada, a comparación de países como Uruguay, Brasil, Colombia o México donde si hay ley. Luego de comentar brevemente eso dijo: “Vamos a lo nuestro”.

Ordenemos cronológicamente

Amado nació en Villa María, Córdoba, en el año 1948. Allí vivió junto a sus padres y a sus dos hermanos. Su padre era herrero artístico, sus abuelos maternos eran tamberos. A los 9 años aparece en sus vidas Josefina Campos quien era la madre biológica de su padre. Ella vivía en Cañada de Gómez (Santa Fe); pasaban sus vacaciones en la casa de esta nueva abuela. Le gustaba más el tambo que estudiar hasta que un buen día se decidió a cambiar; vio un cartel en un poste que decía: “Ingrese a la Armada Argentina”, lo deslumbró y decidió anotarse. Así es como a los 13 años se mudó a Buenos Aires, más precisamente en Munro en la casa de unos tíos. Luego ingresó a la escuela de aviación naval de la marina en la Escuela de Mecánica de la Armada. También se hospedó en la casa de otro tío que vivía en Castelar; este era piloto comercial y lo llevaba al aeropuerto de Ezeiza donde se despertó su pasión por los aviones, ya que conoció las plataformas  y las cabinas. “El avión siempre fue mi objetivo”, afirma.

En el año 1969 ingresó a la Escuela de Mecánica como cabo primero mecánico aeronáutico. Cuando egresó le dieron a elegir -en la base Punta Indio- si quería quedarse en la escuela de aviación y dijo que no, que quería volver a Buenos Aires a comprar un departamento en Los Tapiales y estar más cerca de la base de Ezeiza, donde comenzó a pilotear el Douglas DS3 un avión de la segunda guerra mundial. Pero volver a Buenos Aires implicaba principalmente estar más cerca de su familia. Un año atrás había conocido a Esther, su mujer, en el cumpleaños de quince de su prima de Lugano. Para asistir al cumpleaños tuvo que escaparse de la base Espora de Bahía Blanca en el Tren Escuadra hasta Constitución. “El destino me hizo conocer a mi mujer”, aunque eso le haya costado días en el calabozo por escaparse de la base; para ese entonces ambos tenían 19 años. Luego volvió 8 meses más a Bahía Blanca y durante ese tiempo se mandaban cartas que ella aún tiene guardadas. Se casaron el 12 de Diciembre de 1970 y tuvieron tres hijos varones que fueron prácticamente criados por Esther, ya que Amado viajaba constantemente.

Amado continuó como piloto y profesor de educación física durante su carrera militar, hasta que el año 1982 lo marcaria para siempre.

“Fue una guerra sin odio, no tendría que haber sido, pero fue sin odio”

¿Cómo  te notifican que tenías que ir a Malvinas?

“Teníamos una vaga información. Yo soy entrenador de educación física, teníamos un plan que se llamaba 5BX, un plan intensivo para la supervivencia en condiciones acuáticas para los soldados. La preparación era tirarse a la pileta a -2° C y abrir los chalecos. Eso nos llamaba la atención, algo podía llegar a pasar. Fue por febrero del ‘82, descubrimos ahí que muchos no habían aprobado la clase de natación ¡JA!, muchos no sabían nadar. El 30 de marzo volamos a la base Espora con un kit sanitario de 32 camillas y tres enfermeros a bordo. La noche del 1 de Abril el comandante nos llama a toda la cabina diciendo que tenía un sobre rosa con una carta para abrir a esa hora. Lo abre y dice que hay que hacer un vuelo a Trelew, de Trelew, Comodoro Rivadavia y en Comodoro recibiríamos orden. La orden era el desembarco en Malvinas.Fue a la 01:55 del 2 de Abril, llegamos con un Fokker con 7 tripulantes, un Electra con 18, dos A4, dos Mentor y dos Aermacchi. Esa fue la famosa Operación Rosario. Teníamos orden de no matar a nadie”.

Amado recuerda cada detalle a la perfección. Por momentos la nostalgia lo invade y sus ojos flotan hacia ningún puerto concreto, respira y continúa. Pero todo el tiempo intenta traer con una sonrisa cada recuerdo que comenta. Me acepta un mate y sigue.

Durante la guerra realizaba muchos vuelos entre las islas y las bases en continente, pero también combatía. Realizo operaciones bajo límite, de noche y al ras del agua para no ser detectado por los satélites ingleses. Aunque cuenta que en una oportunidad casi le pegan dos misiles que pasaron a centímetros de su avión. “Por cada uno de nosotros caían dos aviones de ellos”. Recuerda el hundimiento del Belgrano con tristeza por los compañeros y comenta: “Thatcher pensaba que cambiaba todo hundiendo el Belgano, para nosotros no porque nos puso más locos”. Recuerda decenas de anécdotas propias y ajenas de la guerra, compañeros que murieron en el Belgrano por estar jugando a las cartas, pilotos de helicóptero que fueron derribados y posteriormente capturados por tropas inglesas, la historia del capitán Robacio y su equipo, los últimos en rendirse porque no tenía más municiones… “y así hay mil historias más”. Su rendición fue el 14 de junio: “hacíamos un último vuelo y en el aire nos suspenden con la orden de que volvamos a la base de Rio Grande. Los ingleses sabían que nosotros operábamos desde Rio Grande y que nuestra base estaba ahí. Había dos helicópteros ingleses a unos 24 km que nos custodiaban, los derribamos con misiles dirigidos.”

“El cáncer lo tenemos todos”

¿Héroes o víctimas?

“¡Héroe es el que dejó la sangre y la tripa allá! Nosotros somos veteranos de Malvinas. Me dieron la medalla del Congreso por las acciones en la que me tocó estar. Pedimos que en el DNI nos pusieran ex combatientes para facilitar los trámites, porque antes siempre necesitábamos pedir un certificado para todo y era engorroso. Nos pusieron en la cedula héroes de Malvinas ex combatiente. Héroe es el que quedó en las islas y en el fondo del mar. De 649 caídos hubo 500 suicidios. El 80% de mis compañeros de mi promoción murieron de cáncer. El cáncer lo tenemos todos, hasta que se despierta por la situación límite que nos tocó vivir”. Interrumpe la esposa y dice: “Vos tenés…”

“Yo tengo cáncer de próstata, hace 10 años se me declaró. Le dieron 42 sesiones de bombas de cobalto en el hospital naval y quedé, tengo a los tres muchachitos ahí. Pero la química de mi organismo es buena y los encapsula”.

Amado no solo participó en Malvinas sino que el destino lo llevó a formar parte de otro conflicto bélico casi una década después.

Guerra del Golfo

“Pasó de moda el Golfo como todo, ¿viste vos? Como tanta otra tristeza a la que te acostumbrás” (PR)

Amado participo en la Guerra del Golfo de 1991; estuvo 68 días en operación. “Carlitos Menem y Bush padre al parecer tenían relaciones carnales”, comentó. Tuvieron una misión como espías electrónicos para la OTAN. Partieron ocho soldados argentinos de Buenos Aires llevando tres misiles Exocet que no se pudieron usar en Malvinas, y que según él podían cambiar el curso de la guerra si eran utilizados. Era una misión altamente secreta y ni ellos sabían dónde iban, solo seguían órdenes. Volaron en un avión chico y tuvieron múltiples paradas para cargar combustible. Pararon en Perú, Panamá, tres puntos de Estados Unidos, Islandia, Glasgow, Londres, Paris, donde se reunieron con el por entonces Ministro de Defensa Erman González y les dijo que iban al Golfo Pérsico. También le presentaron a Amira Yoma, cuñada del ex presidente Carlos Menem, a quien debían trasladar. Posteriormente pararon en Sicilia y en los distintos puntos del Golfo. Realizó 70 viajes en los 68 días operando. Luego de estas acciones Amado dejó la actividad militar, era suficiente para él. Demasiados enfrentamientos armados y muchos compañeros caídos. Quería cambiar el rumbo de su vida.

A partir del año 1992 se dedicó a una extraña actividad: fue corredor de trineos tirados por perros, conocido como “Mushing”. Ganó distintos torneo en Argentina y fue el mejor corredor del país. Compitió en Europa, donde también triunfo durante varios años. Dejó de competir por el año 2004. Desde que había dejado la actividad militar no estaba en sus planes quedarse quieto, es por eso que comenzó a practicar algo nuevo.

Una vieja pasión, los caballos

Siendo chico, en Villa María, era un apasionado por los caballos. Luego de años sentado en butacas de distintos aviones recuperó aquel viejo amor. Amado junto con Esther comenzaron con el proyecto de Equinoterapia por el año 2008. Pasaron por distintos lugares hasta que a partir de 2010 encontraron un terreno de una hectárea cedido por el Mercado Central con una “Tenencia de Propiedad Precaria Revocable”. A metros de la bajada “Aldo Bonzi” de la Autopista Richieri se encuentra Suyai Equinoterapia.

“Yo leí mucho de cómo el ejército inglés recuperaba a sus soldados. Tenían 200mil heridos después de la segunda guerra mundial ¿Cómo hicieron para que no caigan en la heroína o el alcohol? Un coronel de caballería británica dijo que se llevaba un par de soldados a la escuadra y así nació la equinoterapia moderna. Eso me inspiró que podía ser posible para ayudar a los soldados argentinos. Comencé con compañeros heridos, seguí con gente de la tercera edad. Después me capacite en Palermo como “instructor de equinoterapia” y abrimos el predio como un centro de equinoterapia para poder sostener la escuela”.

El centro de equitación integral Suyai cumple una enorme función para la sociedad. “En La Matanza somos millones de habitantes y hay 63 mil discapacitados”, afirma Ocanto. Es el único centro de la ciudad con profesionales a cargo. Los más próximos se encuentran en Ezeiza y Monte Grande. Abren de martes a sábado y reciben decenas de alumnos. El centro nació con la idea de ayudar a sus compañeros heridos, pero Amado ocultaba algo, también se estaba ayudando a sí mismo por su enfermedad. Cuenta: “Si atendés a tu organismo y canalizás algo que sea una pasión, una vocación y lo mantenes vivo vas a salir adelante. Por eso hice esto y formé la escuela”. Llegan los alumnos y alumnas de la tarde, Amado se alista para dar las clases. La entrevista estaba terminando, pero teníamos la oportunidad de seguir viéndolo en su actividad como instructor. Sin dudas que rememorar tantos recuerdos lo movilizó sentimentalmente. En la clase se lo vio mucho más nervioso que por lo general. Así de multifacético es Amado A. Ocanto.

Análisis de Marketing

Organización: “Asociación amigos de la estación de Ranelagh”

Semiosis Institucional

Realidad institucional

Es un terreno de casi siete hectáreas ubicado entre las Avenidas Este y Oeste y entre las calles 359 y 365, localidad de Ranelagh partido de Berazategui.

Es la única estación ferroviaria en el recorrido del ferrocarril Roca que realiza esta actividad solidaria para mantener y preservar el parque, como una reserva de todos los ejemplares que contiene alrededor la estación.

La asociación Amigos de la Estación de Ranelagh es una sociedad civil sin fines de lucro, de vecinos de la localidad que tiene la posesión de las siete hectáreas que rodean la estación. Como así también tiene la posesión del galpón en forma definitiva, para el uso con fines culturales y principalmente punto de reunión de los integrantes de la Asociación.

Además esta entidad no solo realiza diferentes tareas de reacondicionamiento mientras que gestiona mejoras para los vecinos, sino que también realiza encuentros artesanos, deportivos y talleres artísticos.

Hoy en día cuentan con 190 socios activos. Los cuales mantienen una cuota mensual de $180. Precio correspondiente a todo el año 2018 Se cuenta como socio a un grupo familiar. Cada casa representa un socio, y no así cada integrante de la familia. En las asambleas y votaciones en los que participan cada casa tiene un voto.

El nombre del parque Eva Hajduk proviene de la fundadora de la asociación. Ella, junto a otros vecinos, fueron los primeros en preservar y cuidar el parque que rodea la estación de tren. Estos vecinos fundadores realizaron la primera campaña de socios. Fue una campaña a pie en la que recorrieron las distintas calles de la localidad yendo casa por casa. La campaña fue exitosa, consiguieron asociar a unos 400 socios.

Identidad

La organización se desarrolló en Diciembre de 1970 con personería jurídica, cuya finalidad es preservar y mantener el parque fundado por Eva Hajduk, una vecina de la localidad, con el apoyo de vecinos.

La Asociación quiere reservar el Parque Hajduk, protegiendo el patrimonio forestal, suelo y pájaros de plagas, contaminación y de todo tipo de actividad que perturbe su naturaleza y desarrollo o disminuya su belleza.

Su visión es preservar el predio cedido como un parque ecológico, mediante el trabajo de todos los integrantes de la organización y el aporte de los socios, para preservar la imagen de un parque y que este no sea confundida por una “plaza”.

Imagen

La estación de Ranelagh es reconocida por el mantenimiento y el cuidado del parque. Todos los vecinos asociados a la organización tiene un sentido de pertenencia y de deber para con el parque, lo ven como su responsabilidad, como el patrimonio de identidad de Ranelagh. Esto se puede observar en el caso de un vecino que vivía en Ranelagh y se mudó a Austria y sigue asociado y pagando la cuota mensual a la asociación.   

La Asociación ha definido algunos espacios, llamados paseos, para honrar y recordar a quienes trabajaron incansablemente en los comienzos del parque: Eva Hajduk, Antonio Campitelli, Cesar Enrique Thomas, Jose Ghersinich, Anita Marin, Antonino Longhi.

El Paseo Beatriz, fue creado por los vecinos de Ranelagh en memoria de la hija mayor de Eva y Tadeo Hajduk, quien trágicamente perdiera la vida, muy joven, en un accidente automovilístico.

Además, la fuente “La Semana”, donada por Rotary Club Ranelagh, en Noviembre de 2007, es obra de la escultora Norma Cistaro.

Públicos

Público Interno:

Comisión Directiva de la Asociación conformada por  Presidente, Vicepresidente, Secretaria, Pro Secretaria, Tesorero, Pro Tesorero, Vocales, Vocales Suplentes y Revisores de cuentas.

Público externo:

Empresas de la zona que realizan donaciones voluntarias.

Usuarios del Ferrocarril que utilizan la estación del Tren línea General Roca, ubicada dentro del parque.

Comunidad de la zona que utiliza el parque con fines recreativos.

Publico mixto:

Socios que aportan una cuota y mantienen una relación activa con el parque.

Ferrocarriles Argentinos por realizar la entrega de las tierras del parque y sus respectivos planos.

Comunicación financiera

Esta área de comunicación no se aplica en este caso dado que la organización no cotiza en la Bolsa. Sin embargo creemos pertinente que exista un flujo de información a través de diversos canales para que los socios y los colaboradores puedan saber a qué actividades se destinan los ingresos, cuáles son los gastos que sostiene la organización, desde qué otro lugar surgen los fondos (municipalidad, organizaciones aledañas, etc.) De esta forma, al hacerse claros los “números” se potenciarán la reputación de la organización y aumentará la credibilidad.

En este caso la Asociación presenta un balance anual aproximadamente para el mes de Julio de cada año. Para esta asamblea se invita a todos los socios con un mes de anticipación. La invitación es a través de una cadena de emails y personalmente cuando se realiza el cobro de la cuota mensual en cada casa. En las asambleas se presenta no solo el balance, con los costos e ingresos que tiene la asociación, sino que también se proyectan y se debaten planes financieros a futuro. La asociación solo realiza comunicados financieros en estas asambleas anuales. Durante el año no envía información ni a los socios ni a la comunidad respecto a gastos e ingresos.

Comunicación interna

La comunicación interna de la organización se desarrolla sobre todo a través de las redes sociales, un canal que absorbe público interno, externo y mixto. Comprendemos que es un canal formal dado que es “la cara visible de la organización” y desde allí se informa sobre las diferentes actividades. En este punto surgen diversas dificultades porque la comunicación no se hace de forma periódica, además el público es variado y al estandarizar el discurso se pierde la pertinencia y la adecuación.

Comprendemos que las redes sociales, en el caso específico de Facebook, es fundamental en el contexto sociocultural que se vive, sin embargo no puede ser el único canal de comunicación. Al analizar la asociación y ver el trabajo activo que realizan en redes a nosotros como grupo de trabajo se nos ocurrió consultar sobre si tienen una cadena de correo electrónico para comunicarse directamente con los socios. En la entrevista, logramos dar cuenta de la ya existente cadena de correos. Esta vía de comunicación es directa para con los socios. Allí se les informa sobre, reuniones, ferias o eventos de recaudación y etcétera. En el caso específico de la asamblea de balances anuales, como ya vimos, se envía con un mes de anticipación la invitación formal. La asociación siempre apuesta a una participación activa de los socios en las decisiones y cuestiones más importantes del parque.

Además propusimos una reunión mensual con los socios activos en donde se puedan horizontalizar las decisiones y fomente la participación de los mismos. Creemos que aumentaría la credibilidad, el número de asociados y el prestigio local de la asociación. Pero los integrantes de la asociación no ven con buenos ojos este tipo de reuniones mensuales ya que se teme por una baja cantidad de participación en las mismas.

La comunicación que se desarrolla a través de las redes, desde soportes audiovisuales y escritos,  es estratégica desde un punto de vista global dado que permite un “ida y vuelta” respecto a la participación y dirección del diálogo. Sin embargo no se debe comprender que de esta forma se pueden absorber la totalidad de las opiniones de los integrantes de la organización sobre la organización misma ni el clima interno. Por esos motivos concluimos en que es necesario realizar una escucha de los socios a través de una encuesta.

La comisión directiva de la Asociación Amigos de la Estación de Ranelagh cuenta con un número aproximado de veinte integrantes. Cada uno de estos realiza una tarea distinta en sus puestos dentro de la comisión. Pero es más bien un grupo de trabajo cooperativo. Como ya vimos, la Asociación es una entidad sin fines de lucro, cada uno de sus integrantes realiza una actividad ad honorem. La asociación cuenta con un canal de comunicación directo y rápido como lo son los grupo de Whats App. Tienen dos grupo, es uno se encuentran no solo los participantes de la comisión directiva sino que también todos los socios activos. Allí se les envían, noticias, información útil y folletería digital.  También le facilita al socio un canal directo con la comisión directiva para realizar cualquier tipo de consulta o queja. En el otro grupo se encuentran solo los integrantes de la comisión. Este grupo les facilita la comunicación entre sus integrantes. Desde la comisión nos comentaron la dificultad de congeniar una reunión con el 100% del grupo. En las reuniones mensuales, que se realizan en el galpón del parque, la participación es siempre de prácticamente la mitad. Más allá de todo el compromiso que los miembros le ponen a la asociación, se dificulta una plena participación activa.

Comunicación externa

Con motivo de rememorar aquella campaña de socios promovida por Eva Hajduk, en el año 2013 realizaron una campaña similar. Los nuevos integrantes de la asociación caminaron las calles de Ranelagh y fueron casa por casa para conseguir nuevos socios. Pero esta tuvo poco éxito ya que lograron asociar a menos de diez personas. Por este motivo se dieron cuenta que la mejor manera de llegar a los vecinos, en épocas de conectividad, es a través de redes sociales.

La red social que la asociación mantiene más activa es Facebook. En ella pudimos ver la continuidad de las publicaciones y las interacciones con la comunidad. Comentarios con consultas, quejas, recomendaciones y etcétera. Los integrantes de la asociación dieron cuenta que la mejor forma de llegar a la comunidad (socios y potenciales socios) era a través de Facebook, por este motivo mantenían la página actualizada. A nuestro grupo de trabajo le pareció muy correcta esta iniciativa de la asociación y le dimos distintas recomendaciones para sus páginas. La posibilidad de pagar por publicidad en Facebook, ya que la tarifa no es muy costosa y lograría llegar a muchos más vecinos. Y que tengan en cuenta apuntar a un público de un rango de edad entre 30 a 50 años. Mostrando el arraigo y la importancia del parque para la localidad y a ellos como la asociación organizada y fuerte que son.

La asociación cuenta con los denominados “Socios Protectores”. Estos son familias y comercios cercanos que pagan un canon de cuota más alto que el resto de los asociados. Por ejemplo, la Inmobiliaria MD, el Rotary Club de Ranelagh, La biblioteca Juana Manzo y el Ranelagh Club.

Por otro lado, realizaron cursos de fotografía gratuitos con el fin de premiar a la mejor foto obtenida dentro del parque, para así reconocer la variedad de ejemplares que contiene el parque. Con el objetivo de acercarse a la comunidad. Y cómo por consiguiente, que conozcan el sentido de pertenencia del parque para luego poder asociarse.

Además, crearon un curso de cocina, con un fin parecido al anterior y gratuito para acercar a la comunidad al parque tomando conciencia de ello.

Las ferias y eventos que la asociación realiza en el galpón del parque logran un contacto directo, no solo con los socios, sino que con toda la comunidad. Estos eventos los ayudan a recaudar y a mostrar su trabajo activo en el parque, lo que puede lograr nuevos socios.

Al consultar sobre el cuidado del parque, desde la asociación nos comentaron la existencia de un jardinero encargado de la mantención. Es un trabajador contratado por la entidad que trabaja en el parque de lunes a viernes media jornada. Su trabajo está orientado por una Ingeniera Agrónoma, también contratada, que guía el trabajo a realizar. Ante esta situación y dada la poca visibilidad grafica en el parque respecto a la asociación, nos parecía interesante la posibilidad del jardinero en cuestión, tenga en la ropa de trabajo el logo y eslogan de la organización. Desde esta misma nos reconocieron como válida la idea propuesta. Pero nos comentaron que era una idea ya pensada y que se prefirio no implementar ya que, el jardinero en cuestión, no está permanentemente trabajando sobre la flora del parque sino que además circula por el mismo. E integrantes de la asociacion lo han visto, en horario de trabajo, en estado de ocio. Por estos motivos, desde la organizacion prefirieron no dar esa imagen a la comunidad (socios y no socios) de que un trabajador de la asociacion practique ocio con una vestimenta propia. Debido a esto, nos parecio más acertado la idea de pegar calcomanías con el logo y eslogan al mini tractor cortadora de cesped que se utiliza en todo el parque y que se guarda en el galpón del mismo. Esto ayudaria a dar una mejor imagen a la comunidad de un trabajo activo en el parque y visibilizar el mismo.

Para atender las quejas y recomendaciones del público general que quiera comunicarse con la asociación. Les propusimos la colocación de un buzón de consultas en la puerta del galpón del parque. De esta manera creemos que lograrían un contacto directo y formal con la comunidad. Y también, evitarían quejas y reclamos desmesurados en sus distintas redes sociales.

Una asociación fuerte genera grandes lazos cooperativos:

Es de publico conocimiento todo el reacondicionamiento de la linea Roca de ferrocarriles, para pasar de los viejos trenes diesel a los nuevos trenes electricos. Las obras se produjeron en todas las estaciones de la linea, incluyendo claro esta, a la de Ranelagh. Por este motivo consultamos respecto a las grandes obras, que al dia de la fecha continuan, dentro del parque. Desde la asociacion nos comentaron la complejidad de que se realicen obras en el predio, ya que cambia la fisonomia de lo que es este espacio verde. Como la asociacion es un grupo bien organizado y con una mision y vision clara, pidieron una reunion con Ferrocarriles Argentinos para que les comenten el paso a paso de las obras y claro, pedir por la preservacion de la flora del parque. Los pedidos de la asociacion no solo fueron escuchados, sino que ademas, pactaron una reunion mensual con la entidad publica que se realiza en el galpon del parque. Desde Ferrocarriles Argentinos, les comentaron lo sorpresivo que era para ellos trabajar cooperativamente con una asociacion de vecinos. Estas reuniones mensuales ayudan por un lado, a saber el paso a paso de las obras y por otro, toda esa informacion brindarsela a la comunidad. A traves de sus redes sociales y a un boletin informativo mensual que realizan. Desde Ferrocalires Argentinos, les regalaron al parque plantas y arbustos para mejorar la relacion bilateral.

La segunda planta embotelladora mas grande de Argentina, de la empresa multinacional Coca Cola, ubicada a pocos kilometros del parque, le obsequio a la asociacion, la pintura y la mano de obra necesaria para refaccionar y reacondicionar el galpon del parque. Esto sucedio gracias a que la familia “Lee”, dueños de la fabrica, eran vecinos de Ranelagh y conocian el trabajo de la asociacion. Y no solo eso, sino que tambien eran socios.

Crisis

La asociación ante una situación de crisis ambiental, como una fuerte tormenta, tiene un protocolo de crisis, que anteriormente ya les había funcionado. En el año 2011 ocurrió una fuerte tormenta en la localidad de Ranelagh y alrededores. La cual destruyo decenas de árboles dentro del parque. En los días siguientes a la tormenta, la asociación llamo a la participación colaborativa de jóvenes de Ranelagh. Apuntando principalmente, gracias a contactos, a los alumnos de un colegio de las cercanías del parque. A estos jóvenes colaboradores se los proveyó de guantes para realizar los trabajos de parquización. Removiendo ramas y árboles caídos. Con este antecedente, y pensando en una futura crisis similar, la asociación piensa continuar con el mismo protocolo de acción. Nosotros como grupo de trabajo les propusimos tener una lista de contactos de jóvenes fija para en estos casos realizar un mensaje de difusión.

Crisis Comunicacional: En 2017 en plena obra para completar el recorrido de todo el trayecto del tren, una radio local del municipio vecino de Quilmes, criticó a la asociación diciendo que, por culpa de la asociación el tren no completaba todo el recorrido. Ante esta grave acusación, la asociación se movilizó rápidamente para contrastar esa información que para ellos era incorrecta. Gracias a contactos, lograron que un periodista redacta una noticia que se publicó en el diario El Sol de Quilmes. Este diario, cabe destacar, tiene más llegada al publicó que la radio.

Ocurrió en el parque un particular caso de crisis con los denominados “Personal Trainers”. Estos profesores de educación física personales/grupales comenzaron a utilizar el parque para realizar sus clases por las cuales cobran a sus alumnos y por ende lucran en un espacio público como lo es el parque. No solo utilizan el espacio del parque sino que además ocupan los aparatos de gimnasia gratuitos que la asociación y la municipalidad construyeron. De parte de la asociación ya se les informo a estos entrenadores que está prohibida cualquier actividad lucrativa dentro del parque. Dado esta situación, lo que nosotros aconsejamos es intentar llegar a un acuerdo mutuo. En el que la gente que utiliza el parque para su lucro personal, se hagan socios protectores. Para tener una mejor relación con ellos y llegar a un acuerdo en el que las dos partes salgan beneficiadas.

Crisis ambiental: Integrantes de nuestro equipo de trabajo tenían un previo conocimiento sobre el parque y sobre los días en el que más personas asisten al mismo. Por este motivo se le consultó a la asociación sobre tres días festivos específicos, ellos son: Día de la Primavera (día del estudiante), Navidad y Año Nuevo. Días en los que la cantidad de visitantes se multiplican, y con ellos la suciedad y los destrozos. Integrantes de la asociación nos comentaron que en los días siguientes a estos eventos, son ellos quienes se encargan de la limpieza del parque. Nuestro grupo de trabajo les recomendó distintos puntos para prevención y acción. En cuanto a prevención se les aconsejo implementar un sistema de cartelería en todo el parque antes de los distintos eventos en el que se pida la prudencia y respeto hacia el parque. Y en cuanto a acción, pedirle una colaboración especifica al municipio de Berazategui para recolectar los residuos que la gente haya arrojado dentro del parque y en su perímetro.

FORTALEZAS Y DESAFIOS

Una de las fortalezas del parque es que ofrece a los participantes una dirección en su planificación. El parque Eva Hajduk  identificó como una de sus fortalezas que son personas comprometidas con el mantenimiento, mientras que entre sus debilidades señalaron la falta de asociados activos  Ellos necesitaban tomar conciencia de ambas cualidades internas cuando desarrollaban estrategias para el cambio del parque y darles a entender a la comunidad que la supervivencia del parque dependía de ellos no de la municipalidad de Berazategui.

 Cuando el parque Eva Hajduk miró dentro de sus oportunidades externas e internas se dieron cuenta de que tenían la atención de los vecinos. Ellos pueden obtener provecho de esta oportunidad para obtener concesiones de dinero, pero necesitan definir proyectos con conciencia de sus debilidades internas: las personas en la comunidad necesitan definir su concepto de éxito y así hacerlas partícipe de la preservación del parque y en ese orden de ideas se diseña un plan estratégico que proponga una serie de desafíos como:

Incorporación de proyectos turísticos comunitarios que incentive la participación de personas que no sean de la zona.

Actividades que se enfoquen a la sostenibilidad  del parque.

Seguir estableciendo estratégicas con instituciones públicas Y privadas con el fin de trabajar con proyectos comunitarios.

Trabajar conjuntamente con la municipalidad para que fomente las actividades del parque en cuanto a proyectos sostenibles y de conservación ambiental.

Uno de los desafíos Más grandes es transformar . El parque Eva Hajduk  en uno de los lugares de preferencia en Zona Sur para el turista a través de la actualización de información suministrada por los medios en la rama de oferta turística.

Conclusión

Creemos que al analizar esta organización descubrimos el conflicto general que ellos tienen. Son un grupo de personas que ayudan al cuidado y mantenimiento del Parque de La Estación de Ranelagh, ubicada en la localidad de Berazategui. Ellos no son reconocidos por su labor diario, ya que es la primera estación, que tiene cedido el predio de su alrededor,  a los vecinos del lugar y son quienes se encargan de la misma. Por ese motivo es que son una organización sin fines de lucro. Solo buscan mantener el parque en condiciones estables, pero la gente de los alrededores no se encuentran totalmente informados del trabajo que realiza esta organización y repetidas veces los confunden con un “plaza”, cuando en el predio no tienen permiso de dañar los ejemplares ni colocar cualquier tipo de instalación que requiera, por ejemplo, de cemento ya que dañaría el ecosistema. Es por eso que entonces, no cuentan con juegos para niños ni otras características típicas de una plaza. Pero así y todo la gente sigue confundiendo el parque. Esto nos llevo a reconocer los problemáticas que tiene el parque, y con la información suministrada poder diseñar acciones que brinden soluciones a los diferentes problemas encontrados en el parque.

Nos encontramos con una asociacion de vecinos sumamente organizados. Una organizacion que desde hace muchos años trabaja para preservar el lugar al que pertenecen. Un mandato cuasi familiar que pasa de generacion en generacion. El fuerte arraigo al parque como simbolo caracteristico de la localidad de Ranelgh, sumado al sentido de pertenencia de los involucrados con su localidad.

Trabajo final para la materia “Marketing integral en comunicación”. Diciembre 2018

Deporte como derecho

El Polideportivo de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) cumple un rol fundamental, no solo para toda la comunidad educativa, sino que también para la ciudad.

La UNQ es uno de los pocos establecimientos que fomentan la actividad deportiva, ya que cuenta con múltiples disciplinas. Hace unos cinco años, había actividad en las universidades, pero no así, el deporte universitario. No había acciones en conjunto para mejorar la calidad y proyectar a futuro, cada una hacía lo que mejor le parecía para su comunidad educativa.

Gracias a diversos cambios desde el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación y la coparticipación de todas las Universidades del país, fundaron los hoy llamados Juegos Universitarios Regionales (JUR). El objetivo es promover el desarrollo académico y humano de los estudiantes con un torneo federal, competitivo e inclusivo. Un torneo anual, donde participan representantes de instituciones públicas y privadas de Argentina.

Los JUR se dividen en dos etapas de competición, primero la Regional y después la Nacional. Cuenta con doce disciplinas deportivas: ajedrez, atletismo, básquet, fútbol, futsal, handball, hockey, natación, rugby, tenis, tenis de mesa y vóley. Estos juegos permiten a los participantes competir a nivel internacional en los JJOO Universitarios.

Tal es el caso del crecimiento de la actividad deportiva que, por ejemplo, en el 2011 solo hubo dos participantes Argentinos en Rusia. En 2017 viajaron más de doscientos participantes a los JJOO Universitarios de Taiwán.

Nicolás Mellino, Director de Deportes de la UNQ comentó: “Dentro de la federación de deportes, creamos un proyecto llamado “doble carrera” que busca que los deportistas de alto nivel del país, estudien una carrera universitaria. Creemos que un deportista formado en la Universidad tiene más potencial”.

El 28 de marzo de 2017 se realizó la inauguración del nuevo campo de deportes y recreación de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ). Al acto inaugural asistieron, el rector de la UNQ Alejandro Villar, el intendente del Municipio de Quilmes Martiniano Molina y el Director de Deportes Nicolás Mellino, entre otros.

“Estamos muy emocionados por la inauguración del predio. Para nuestra gestión el deporte es un eje central” comentó el Rector al momento de la inauguración.

El gimnasio de la UNQ estaba ocupado durante toda la semana, especialmente después de las 18. Es así como se pensó en tener un campo de deportes anexo. Que no solo sea deportivo, sino también recreativo para toda la comunidad educativa. El lugar del polideportivo son tierras cedidas por la Municipalidad de Quilmes en 2013. Un terreno de cuatro hectáreas ubicado en la cercanía de la UNQ y a metros de la bajada de la Autopista Buenos Aires-La Plata.

El predio cuenta con, un gimnasio cubierto, una cancha de fútbol 11, un quincho con parrillas y mesas y juegos infantiles. Se pensó en colocar una cancha de rugby, pero el terreno es escaso. Hasta el momento en el anexo se practican, Futsal, Handball y Rugby.

El ingreso al campo de deportes es totalmente gratuito y puede asistir cualquier persona que forme parte de la comunidad Universitaria, estos pueden ser alumnos, graduados, profesores, administrativos y personal no docente. El uso tanto del gimnasio cubierto como de los espacios recreativos, es también gratuito.

Para facilitar el acceso al polideportivo, la UNQ implementó un sistema de traslado para los deportistas que concurran al anexo. Pablo Antoniuk, coordinador deportivo señaló: “El servicio existe para asegurar la seguridad de los estudiantes: la zona no está urbanizada por completo y se quiere garantizar la integridad de los alumnos”

Con previo pedido al conductor de la combi y en caso que haya lugares vacios en ella, se puede ir en este servicio hacia el campo de deportes para conocerlo sin ser deportista de la UNQ. Tener en cuenta que la combi va y vuelve de inmediato.

Las canchas de Futsal y Handball del gimnasio de la UNQ no cuentan con las medidas reglamentarias de 40 por 20 metros, sino que tienen una extensión de 32 por 18 metros. Estas medidas no permiten realizar eventos como competiciones federativas o internacionales. El actual gimnasio cubierto del Polideportivo tiene las medidas reglamentarias y cuenta con la aprobación de la CAH (Confederación Argentina de Handball).

Sobre la importancia del gimnasio cubierto en el polideportivo, Nicolás Mellino comentó: “Como en Quilmes no existe ningún gimnasio cubierto, la universidad se convierte en actor social importante para la ciudad. No solo podrá haber competiciones deportivas, sino que también culturales y musicales”. Desde la UNQ se pretende que toda la zona del Polideportivo mejore en cuanto a iluminación, asfalto y limpieza. Las mejoras dependerán del municipio. Sin dudas el campo de deportes tiene una importancia muy grande no solo para la Universidad, sino que para toda la ciudad.

Texto de Junio del 2017 publicado en la revista Universitaria “Aula 67”

El Mesías del futbol, Lionel

Perfil sobre el futbolista argentino Lionel Andrés Messi

Arranco el perfil comentando lo difícil que se me hace, créanme, el retratar a la persona más famosa del mundo. Ningún líder político ni religioso es capaz de superarlo, él también es un líder, pero un líder deportivo. Lionel no es más que un joven nacido un 24 de Junio de 1987 en la ciudad Santafesina de Rosario, de una familia trabajadora sus padres son Celia y Jorge. Tiene dos hermanos, Rodrigo y Matías, y una hermana, María Sol. Quiero comentar un poco de como era su vida y de cuando él era un mortal más en el mundo. Mejor dicho, cuando era una persona porque pareciera que ya no lo es. Él era un chico simple, petiso, tímido, no se metía con nadie, tenía sus amiguitos con quienes se divertía en el club del barrio y en el potrero. En el colegio le iba bien, pero no más que eso, él se dirigía hacia su escuela hacia sus deberes y regresaba, los que lo conocían lo adoraban. Su abuelita era su compinche, y alguien que marco su vida para siempre, ella lo llevaba de aquí a allá, pero un bendito día lo llevo a ver un partido de futbol en el club del barrio, y por esas cosas Lionel entro a jugar ese partido pese a su corta estatura y edad. Como no iba a ser de otra manera, deslumbro a todos con su juego. Para orgullo de su abuela, a quien hoy, le sigue dedicando sus goles mientras señala el cielo. Lionel la extraña y la recuerda en cada gol.                             

Un problema hormonal lo tuvo a mal traer. En la etapa donde cualquier chico crece, Leo no lo hacía. Amparándose en el futbol como medio de rescate, su familia que no podía pagar el tratamiento, les pidió a distintos clubes si le podían financiar el tratamiento médico para su hijo. Pero ningún club en la Argentina accedió a pagar los altos costos. La vida lo llevo a la ciudad de Barcelona, en España, lejos de su querida Rosario. Allí vieron lo que nadie vio antes, el talento innato de este chico, su velocidad y su agilidad. La familia cumplió la difícil tarea de acompañarlo mientras se alejaban de su nación, todo por su tratamiento y por el sueño de Leo por jugar a la pelota.

Ya de adolescente, y cuando se empezaba a hablar de él, desde su país lo llamaron preguntándole si le gustaría ponerse la camiseta celeste y blanca, con una sonrisa tímida accedió. Estaba empezando a cumplir su sueño, porque por más kilómetros que este de su país, su sueño siempre fue jugar para la bandera de su querida Argentina. Lo que él no sabía, es que ese partido en el que hizo su debut, era toda una farsa. Si, ese partido era completamente inventado con el único fin de que ese famoso chico Argentino que vivía en España, se ponga la camiseta Argentina y que así sea para siempre.

En su club empezaba a jugar cada vez más. El técnico del Barcelona, el Holandés Frank Rijkaard, le deposito toda su confianza y lo hacía jugar en el primer equipo. Ya para sus apenas 18 19 años, el mundo hablaba de él. Disputó el Mundial de Futbol FIFA para su país y gano la Champions League, el torneo más importante de Europa a nivel clubes. Y eso, que ni les nombre que ya un año antes había ganado un título mundial con la selección juvenil de Argentina. Y como no podía ser de otra manera, fue la figura del torneo.

En el mundo futbol, ya se murmuraba más fuerte sobre este joven futbolista Argentino de apellido Messi. Él se hacía notar cada vez más. Ganaba títulos con su equipo de la mano de uno de sus mayores maestros, Pep Guardiola. En la tapa de los diarios salía su joven rostro, con un lacio pelo largo. En la televisión, podíamos escuchar su tímida voz. En su espalda comenzaba a usar el número 10, el más significativo de todos en su deporte. Sin ningún problema se cargó de ello y la utilizo a la perfección. Yo desde Argentina, comenzaba a agendar los días y partidos que su equipo jugaba, es que créanme, estábamos ante un futbol pocas veces visto. Comenzaba a marcar a una generación. En cualquier partido que los niños jugasen en las calles o en las plazas, al que mejor jugaba, al que más se destacaba, ya lo comenzaban a apodar con el nombre de Messi, “el Messi del equipo”.

Pasaban los años y con ellos infinidades de copas y títulos obtenidos con su club. Mientras levantaba las copas ganadas con el Barcelona, en su cabeza no paraba de imaginarse levantar un título, pero con la camiseta de su país.

Quienes lo conocen, cuentan que desde chico en Rosario, siempre estuvo enamorado de una chica llamada Antonella. Quien hoy en día sigue siendo su gran amor. Fruto de su relación, en el 2012 nace su primer hijo Thiago, en 2015 su segundo hijo Mateo y en 2018 nace Ciro.

En el año 2014 se paralizó el planeta durante un mes. Se disputó, en Brasil, el mundial de futbol. Las cámaras y los flashes apuntaban a una sola persona, Messi. El equipo argentino llego a la competición con más dudas que certezas. Lionel jugo un gran torneo, y bajo mi juicio, llegamos a la final  del mundo gracias a él. El país estuvo en vilo por aquella final del mundo entre Argentina y Alemania. Para lamento de Messi la victoria no pudo ser posible. A los años siguientes dos finales más, esta vez de Copa América, también terminaron en derrota. Derrotas que él se adjudica, porque eso es lo que hace un líder y un capitán. Proteger a los compañeros y cargarse de una mochila repleta de piedras al hombro sin que nadie lo obligue. Un joven tímido, callado, que ama a su familia y al fútbol, así es Lionel Messi.

Donde hubo obreros, hoy hay estudiantes

Breve reseña sobre la Universidad Nacional de Quilmes

La Universidad Nacional de Quilmes es un edificio que combina, la historia, la modernidad y la accesibilidad. Anteriormente donde hoy está la Universidad, se ubicaba la antigua “fabrica fabril financiera de Bernal”. En un lugar donde los obreros trabajaban el algodón, y bajo esas estructuras de grandes paredes de concreto y calles internas que al día de hoy continúan, fue donde se empezó a idear la UNQ. Hoy en día cuenta con cuatro departamentos: Ciencias Sociales, Ciencia y Tecnología, Economía y Administración y Artes, además de una biblioteca, laboratorios, salas de computación, tres centros de estudiantes, aulas virtuales, un auditorio, un comedor, un centro de fotocopiado, baños en todas las plantas del edificio, un gimnasio, sectores administrativos y hasta una escuela secundaria técnica en el mismo predio. Cuenta además, con un ágora, un punto de encuentro entre estudiantes y profesores, que fue la primer obra que se realizo y la columna vertebral del proyecto que unió los tres antiguos galpones paralelos. La construcción fue larga (1994-2006) pero todo fue construido a su debido tiempo para poder perfeccionar cada sector hasta llegar a los 25000mt2 de construcción con los que hoy cuenta nuestra Universidad. De buena calidad de enseñanza, mezclada con un lindo ambiente en los días cálidos como en los fríos, hoy se observa una vida universitaria en plenitud, y donde hubo obreros, hoy hay estudiantes.