Nueva Trinidad

Sucedió en  Febrero de 2016 y 2017. Luego de más de un año me encuentro aqui con ganas de escribir sobre un lugar que difícilmente pueda borrar de mi cabeza. Un lugar carente de recursos turísticos, pero que me arraiga hacia él un raro sentimiento nostálgico. Recuerdo su paisaje como una interminable fila de cañas de azúcar que a lo lejos desaparecían a orillas de altos cerros de punta nevada que se dejaban entrever en el horizonte. Situado a poco más de 100 kilómetros de San Miguel capital de la Provincia de Tucumán, se encuentra este pequeño pueblo llamado Nueva Trinidad. Donde abundan las calles de tierra, los animales campestres y las cañas de azúcar. Donde escasea el asfalto y el ruido, algo que abunda en el lugar de donde provengo.

Como suele suceder en los pueblos clásicos, Nueva Trinidad cuenta con una plaza principal, siendo esta la única. Frente a ella, el colegio, una colorida iglesia y una despensa que hacía las veces de bar. Su población es de apenas unos 200 habitantes. Todos se conocen, todos se saludan. Allí, pienso yo, no hay secretos. ¿Será por eso que me sentía tan observado al merodear por sus calles?

Hoy, y mientras escribo estas líneas, estoy intentando descifrar el porqué de mi arraigo hacia este lugar. Y pienso, si yo no nací ni me crie allí, recién fui por primera vez con veinte años. Los familiares a los que visite eran lejanos, creía yo que nunca antes los había visto. Recién estando allí me recordaron que, muchos años atrás me habían ido a visitar a mi casa en Buenos Aires. Claro que mis memorias de aquella visita eran muy vagas. Aunque removiendo el cajón de los recuerdos intentando lograr algún destello de aquella visita, logre recordar una conversación con mi primo de Nueva Trinidad. En ella, el yo-niño, con una ignorancia digna de la edad y de vivir en ciudad, le pregunto si donde él vivía tenían televisión, a lo que él respondió “si”, quede sorprendido. Inmediatamente le pregunte si tenían computadora, a lo que él respondió “no” me sorprendió nuevamente ¿Cómo se podían divertir sin computadora? Ese primo al que de niño prácticamente había interrogado, lo volví a reencontrar allí. Él fue quien nos recogió en la plaza principal de Aguilares para llevarnos a Nueva Trinidad. La distancia de 21 km no parecía mucha, pero para recorrer esos kilómetros y llegar a destino se tardaba unos 40 minutos, siempre y cuando no haya llovido y el camino de ripio este seco y lo más liso y sin pozos posibles. Si llegaba a haber tormenta directamente no podías pasar ¿Qué hacen los vecinos del pueblo cuando las fuertes tormentas azotan y entorpecen el camino? Vaya uno a saber.

En mi primera visita tuve el agrado de conocer/reencontrarme con mis cuatros familiares que allí viven, la segunda vez que fui la familia contaba con una nueva integrante. Mi prima, apenas unos años mayor que yo, tuvo una hermosa niña. La segunda visita ya era distinta, los ánimos en la casa habían cambiado, todo giraba en torno a la niña. Solo no estaba en brazos de alguno de nosotros cuando dormía.

Pasatiempos pocos, salía a caminar, iba al rio, dormía la siesta todos los días y comía mucho. Inolvidables las empanadas de gallina que allí comí. No había señal de teléfono y mucho menos internet. Me resigne a usar mi celular. A mi pareja de aquel entonces la tuve que despedir antes de ingresar al pueblo y le avise que durante mi estadía allí no podríamos hablar. Hasta luego redes sociales, por unos días.

En Nueva Trinidad la gente se hace menos problemas. El contexto mundial allí no importa. No se habla ni del dólar, ni del ISIS y ni de si Trump es el presidente de los Estados Unidos. Se habla poco, el silencio es el principal ruido. De noche es todo verdaderamente oscuro, la luna y las estrellas iluminan todo. Nunca había visto tantas estrellas como en ese lugar, las sentía acá cerca. Acostumbrado a la vorágine de la ciudad, creo hoy, que esa tranquilidad fue la que me cautivo.

Anuncios

Análisis de Marketing

Organización: “Asociación amigos de la estación de Ranelagh”

Semiosis Institucional

Realidad institucional

Es un terreno de casi siete hectáreas ubicado entre las Avenidas Este y Oeste y entre las calles 359 y 365, localidad de Ranelagh partido de Berazategui.

Es la única estación ferroviaria en el recorrido del ferrocarril Roca que realiza esta actividad solidaria para mantener y preservar el parque, como una reserva de todos los ejemplares que contiene alrededor la estación.

La asociación Amigos de la Estación de Ranelagh es una sociedad civil sin fines de lucro, de vecinos de la localidad que tiene la posesión de las siete hectáreas que rodean la estación. Como así también tiene la posesión del galpón en forma definitiva, para el uso con fines culturales y principalmente punto de reunión de los integrantes de la Asociación.

Además esta entidad no solo realiza diferentes tareas de reacondicionamiento mientras que gestiona mejoras para los vecinos, sino que también realiza encuentros artesanos, deportivos y talleres artísticos.

Hoy en día cuentan con 190 socios activos. Los cuales mantienen una cuota mensual de $180. Precio correspondiente a todo el año 2018 Se cuenta como socio a un grupo familiar. Cada casa representa un socio, y no así cada integrante de la familia. En las asambleas y votaciones en los que participan cada casa tiene un voto.

El nombre del parque Eva Hajduk proviene de la fundadora de la asociación. Ella, junto a otros vecinos, fueron los primeros en preservar y cuidar el parque que rodea la estación de tren. Estos vecinos fundadores realizaron la primera campaña de socios. Fue una campaña a pie en la que recorrieron las distintas calles de la localidad yendo casa por casa. La campaña fue exitosa, consiguieron asociar a unos 400 socios.

Identidad

La organización se desarrolló en Diciembre de 1970 con personería jurídica, cuya finalidad es preservar y mantener el parque fundado por Eva Hajduk, una vecina de la localidad, con el apoyo de vecinos.

La Asociación quiere reservar el Parque Hajduk, protegiendo el patrimonio forestal, suelo y pájaros de plagas, contaminación y de todo tipo de actividad que perturbe su naturaleza y desarrollo o disminuya su belleza.

Su visión es preservar el predio cedido como un parque ecológico, mediante el trabajo de todos los integrantes de la organización y el aporte de los socios, para preservar la imagen de un parque y que este no sea confundida por una “plaza”.

Imagen

La estación de Ranelagh es reconocida por el mantenimiento y el cuidado del parque. Todos los vecinos asociados a la organización tiene un sentido de pertenencia y de deber para con el parque, lo ven como su responsabilidad, como el patrimonio de identidad de Ranelagh. Esto se puede observar en el caso de un vecino que vivía en Ranelagh y se mudó a Austria y sigue asociado y pagando la cuota mensual a la asociación.   

La Asociación ha definido algunos espacios, llamados paseos, para honrar y recordar a quienes trabajaron incansablemente en los comienzos del parque: Eva Hajduk, Antonio Campitelli, Cesar Enrique Thomas, Jose Ghersinich, Anita Marin, Antonino Longhi.

El Paseo Beatriz, fue creado por los vecinos de Ranelagh en memoria de la hija mayor de Eva y Tadeo Hajduk, quien trágicamente perdiera la vida, muy joven, en un accidente automovilístico.

Además, la fuente “La Semana”, donada por Rotary Club Ranelagh, en Noviembre de 2007, es obra de la escultora Norma Cistaro.

Públicos

Público Interno:

Comisión Directiva de la Asociación conformada por  Presidente, Vicepresidente, Secretaria, Pro Secretaria, Tesorero, Pro Tesorero, Vocales, Vocales Suplentes y Revisores de cuentas.

Público externo:

Empresas de la zona que realizan donaciones voluntarias.

Usuarios del Ferrocarril que utilizan la estación del Tren línea General Roca, ubicada dentro del parque.

Comunidad de la zona que utiliza el parque con fines recreativos.

Publico mixto:

Socios que aportan una cuota y mantienen una relación activa con el parque.

Ferrocarriles Argentinos por realizar la entrega de las tierras del parque y sus respectivos planos.

Comunicación financiera

Esta área de comunicación no se aplica en este caso dado que la organización no cotiza en la Bolsa. Sin embargo creemos pertinente que exista un flujo de información a través de diversos canales para que los socios y los colaboradores puedan saber a qué actividades se destinan los ingresos, cuáles son los gastos que sostiene la organización, desde qué otro lugar surgen los fondos (municipalidad, organizaciones aledañas, etc.) De esta forma, al hacerse claros los “números” se potenciarán la reputación de la organización y aumentará la credibilidad.

En este caso la Asociación presenta un balance anual aproximadamente para el mes de Julio de cada año. Para esta asamblea se invita a todos los socios con un mes de anticipación. La invitación es a través de una cadena de emails y personalmente cuando se realiza el cobro de la cuota mensual en cada casa. En las asambleas se presenta no solo el balance, con los costos e ingresos que tiene la asociación, sino que también se proyectan y se debaten planes financieros a futuro. La asociación solo realiza comunicados financieros en estas asambleas anuales. Durante el año no envía información ni a los socios ni a la comunidad respecto a gastos e ingresos.

Comunicación interna

La comunicación interna de la organización se desarrolla sobre todo a través de las redes sociales, un canal que absorbe público interno, externo y mixto. Comprendemos que es un canal formal dado que es “la cara visible de la organización” y desde allí se informa sobre las diferentes actividades. En este punto surgen diversas dificultades porque la comunicación no se hace de forma periódica, además el público es variado y al estandarizar el discurso se pierde la pertinencia y la adecuación.

Comprendemos que las redes sociales, en el caso específico de Facebook, es fundamental en el contexto sociocultural que se vive, sin embargo no puede ser el único canal de comunicación. Al analizar la asociación y ver el trabajo activo que realizan en redes a nosotros como grupo de trabajo se nos ocurrió consultar sobre si tienen una cadena de correo electrónico para comunicarse directamente con los socios. En la entrevista, logramos dar cuenta de la ya existente cadena de correos. Esta vía de comunicación es directa para con los socios. Allí se les informa sobre, reuniones, ferias o eventos de recaudación y etcétera. En el caso específico de la asamblea de balances anuales, como ya vimos, se envía con un mes de anticipación la invitación formal. La asociación siempre apuesta a una participación activa de los socios en las decisiones y cuestiones más importantes del parque.

Además propusimos una reunión mensual con los socios activos en donde se puedan horizontalizar las decisiones y fomente la participación de los mismos. Creemos que aumentaría la credibilidad, el número de asociados y el prestigio local de la asociación. Pero los integrantes de la asociación no ven con buenos ojos este tipo de reuniones mensuales ya que se teme por una baja cantidad de participación en las mismas.

La comunicación que se desarrolla a través de las redes, desde soportes audiovisuales y escritos,  es estratégica desde un punto de vista global dado que permite un “ida y vuelta” respecto a la participación y dirección del diálogo. Sin embargo no se debe comprender que de esta forma se pueden absorber la totalidad de las opiniones de los integrantes de la organización sobre la organización misma ni el clima interno. Por esos motivos concluimos en que es necesario realizar una escucha de los socios a través de una encuesta.

La comisión directiva de la Asociación Amigos de la Estación de Ranelagh cuenta con un número aproximado de veinte integrantes. Cada uno de estos realiza una tarea distinta en sus puestos dentro de la comisión. Pero es más bien un grupo de trabajo cooperativo. Como ya vimos, la Asociación es una entidad sin fines de lucro, cada uno de sus integrantes realiza una actividad ad honorem. La asociación cuenta con un canal de comunicación directo y rápido como lo son los grupo de Whats App. Tienen dos grupo, es uno se encuentran no solo los participantes de la comisión directiva sino que también todos los socios activos. Allí se les envían, noticias, información útil y folletería digital.  También le facilita al socio un canal directo con la comisión directiva para realizar cualquier tipo de consulta o queja. En el otro grupo se encuentran solo los integrantes de la comisión. Este grupo les facilita la comunicación entre sus integrantes. Desde la comisión nos comentaron la dificultad de congeniar una reunión con el 100% del grupo. En las reuniones mensuales, que se realizan en el galpón del parque, la participación es siempre de prácticamente la mitad. Más allá de todo el compromiso que los miembros le ponen a la asociación, se dificulta una plena participación activa.

Comunicación externa

Con motivo de rememorar aquella campaña de socios promovida por Eva Hajduk, en el año 2013 realizaron una campaña similar. Los nuevos integrantes de la asociación caminaron las calles de Ranelagh y fueron casa por casa para conseguir nuevos socios. Pero esta tuvo poco éxito ya que lograron asociar a menos de diez personas. Por este motivo se dieron cuenta que la mejor manera de llegar a los vecinos, en épocas de conectividad, es a través de redes sociales.

La red social que la asociación mantiene más activa es Facebook. En ella pudimos ver la continuidad de las publicaciones y las interacciones con la comunidad. Comentarios con consultas, quejas, recomendaciones y etcétera. Los integrantes de la asociación dieron cuenta que la mejor forma de llegar a la comunidad (socios y potenciales socios) era a través de Facebook, por este motivo mantenían la página actualizada. A nuestro grupo de trabajo le pareció muy correcta esta iniciativa de la asociación y le dimos distintas recomendaciones para sus páginas. La posibilidad de pagar por publicidad en Facebook, ya que la tarifa no es muy costosa y lograría llegar a muchos más vecinos. Y que tengan en cuenta apuntar a un público de un rango de edad entre 30 a 50 años. Mostrando el arraigo y la importancia del parque para la localidad y a ellos como la asociación organizada y fuerte que son.

La asociación cuenta con los denominados “Socios Protectores”. Estos son familias y comercios cercanos que pagan un canon de cuota más alto que el resto de los asociados. Por ejemplo, la Inmobiliaria MD, el Rotary Club de Ranelagh, La biblioteca Juana Manzo y el Ranelagh Club.

Por otro lado, realizaron cursos de fotografía gratuitos con el fin de premiar a la mejor foto obtenida dentro del parque, para así reconocer la variedad de ejemplares que contiene el parque. Con el objetivo de acercarse a la comunidad. Y cómo por consiguiente, que conozcan el sentido de pertenencia del parque para luego poder asociarse.

Además, crearon un curso de cocina, con un fin parecido al anterior y gratuito para acercar a la comunidad al parque tomando conciencia de ello.

Las ferias y eventos que la asociación realiza en el galpón del parque logran un contacto directo, no solo con los socios, sino que con toda la comunidad. Estos eventos los ayudan a recaudar y a mostrar su trabajo activo en el parque, lo que puede lograr nuevos socios.

Al consultar sobre el cuidado del parque, desde la asociación nos comentaron la existencia de un jardinero encargado de la mantención. Es un trabajador contratado por la entidad que trabaja en el parque de lunes a viernes media jornada. Su trabajo está orientado por una Ingeniera Agrónoma, también contratada, que guía el trabajo a realizar. Ante esta situación y dada la poca visibilidad grafica en el parque respecto a la asociación, nos parecía interesante la posibilidad del jardinero en cuestión, tenga en la ropa de trabajo el logo y eslogan de la organización. Desde esta misma nos reconocieron como válida la idea propuesta. Pero nos comentaron que era una idea ya pensada y que se prefirio no implementar ya que, el jardinero en cuestión, no está permanentemente trabajando sobre la flora del parque sino que además circula por el mismo. E integrantes de la asociacion lo han visto, en horario de trabajo, en estado de ocio. Por estos motivos, desde la organizacion prefirieron no dar esa imagen a la comunidad (socios y no socios) de que un trabajador de la asociacion practique ocio con una vestimenta propia. Debido a esto, nos parecio más acertado la idea de pegar calcomanías con el logo y eslogan al mini tractor cortadora de cesped que se utiliza en todo el parque y que se guarda en el galpón del mismo. Esto ayudaria a dar una mejor imagen a la comunidad de un trabajo activo en el parque y visibilizar el mismo.

Para atender las quejas y recomendaciones del público general que quiera comunicarse con la asociación. Les propusimos la colocación de un buzón de consultas en la puerta del galpón del parque. De esta manera creemos que lograrían un contacto directo y formal con la comunidad. Y también, evitarían quejas y reclamos desmesurados en sus distintas redes sociales.

Una asociación fuerte genera grandes lazos cooperativos:

Es de publico conocimiento todo el reacondicionamiento de la linea Roca de ferrocarriles, para pasar de los viejos trenes diesel a los nuevos trenes electricos. Las obras se produjeron en todas las estaciones de la linea, incluyendo claro esta, a la de Ranelagh. Por este motivo consultamos respecto a las grandes obras, que al dia de la fecha continuan, dentro del parque. Desde la asociacion nos comentaron la complejidad de que se realicen obras en el predio, ya que cambia la fisonomia de lo que es este espacio verde. Como la asociacion es un grupo bien organizado y con una mision y vision clara, pidieron una reunion con Ferrocarriles Argentinos para que les comenten el paso a paso de las obras y claro, pedir por la preservacion de la flora del parque. Los pedidos de la asociacion no solo fueron escuchados, sino que ademas, pactaron una reunion mensual con la entidad publica que se realiza en el galpon del parque. Desde Ferrocarriles Argentinos, les comentaron lo sorpresivo que era para ellos trabajar cooperativamente con una asociacion de vecinos. Estas reuniones mensuales ayudan por un lado, a saber el paso a paso de las obras y por otro, toda esa informacion brindarsela a la comunidad. A traves de sus redes sociales y a un boletin informativo mensual que realizan. Desde Ferrocalires Argentinos, les regalaron al parque plantas y arbustos para mejorar la relacion bilateral.

La segunda planta embotelladora mas grande de Argentina, de la empresa multinacional Coca Cola, ubicada a pocos kilometros del parque, le obsequio a la asociacion, la pintura y la mano de obra necesaria para refaccionar y reacondicionar el galpon del parque. Esto sucedio gracias a que la familia “Lee”, dueños de la fabrica, eran vecinos de Ranelagh y conocian el trabajo de la asociacion. Y no solo eso, sino que tambien eran socios.

Crisis

La asociación ante una situación de crisis ambiental, como una fuerte tormenta, tiene un protocolo de crisis, que anteriormente ya les había funcionado. En el año 2011 ocurrió una fuerte tormenta en la localidad de Ranelagh y alrededores. La cual destruyo decenas de árboles dentro del parque. En los días siguientes a la tormenta, la asociación llamo a la participación colaborativa de jóvenes de Ranelagh. Apuntando principalmente, gracias a contactos, a los alumnos de un colegio de las cercanías del parque. A estos jóvenes colaboradores se los proveyó de guantes para realizar los trabajos de parquización. Removiendo ramas y árboles caídos. Con este antecedente, y pensando en una futura crisis similar, la asociación piensa continuar con el mismo protocolo de acción. Nosotros como grupo de trabajo les propusimos tener una lista de contactos de jóvenes fija para en estos casos realizar un mensaje de difusión.

Crisis Comunicacional: En 2017 en plena obra para completar el recorrido de todo el trayecto del tren, una radio local del municipio vecino de Quilmes, criticó a la asociación diciendo que, por culpa de la asociación el tren no completaba todo el recorrido. Ante esta grave acusación, la asociación se movilizó rápidamente para contrastar esa información que para ellos era incorrecta. Gracias a contactos, lograron que un periodista redacta una noticia que se publicó en el diario El Sol de Quilmes. Este diario, cabe destacar, tiene más llegada al publicó que la radio.

Ocurrió en el parque un particular caso de crisis con los denominados “Personal Trainers”. Estos profesores de educación física personales/grupales comenzaron a utilizar el parque para realizar sus clases por las cuales cobran a sus alumnos y por ende lucran en un espacio público como lo es el parque. No solo utilizan el espacio del parque sino que además ocupan los aparatos de gimnasia gratuitos que la asociación y la municipalidad construyeron. De parte de la asociación ya se les informo a estos entrenadores que está prohibida cualquier actividad lucrativa dentro del parque. Dado esta situación, lo que nosotros aconsejamos es intentar llegar a un acuerdo mutuo. En el que la gente que utiliza el parque para su lucro personal, se hagan socios protectores. Para tener una mejor relación con ellos y llegar a un acuerdo en el que las dos partes salgan beneficiadas.

Crisis ambiental: Integrantes de nuestro equipo de trabajo tenían un previo conocimiento sobre el parque y sobre los días en el que más personas asisten al mismo. Por este motivo se le consultó a la asociación sobre tres días festivos específicos, ellos son: Día de la Primavera (día del estudiante), Navidad y Año Nuevo. Días en los que la cantidad de visitantes se multiplican, y con ellos la suciedad y los destrozos. Integrantes de la asociación nos comentaron que en los días siguientes a estos eventos, son ellos quienes se encargan de la limpieza del parque. Nuestro grupo de trabajo les recomendó distintos puntos para prevención y acción. En cuanto a prevención se les aconsejo implementar un sistema de cartelería en todo el parque antes de los distintos eventos en el que se pida la prudencia y respeto hacia el parque. Y en cuanto a acción, pedirle una colaboración especifica al municipio de Berazategui para recolectar los residuos que la gente haya arrojado dentro del parque y en su perímetro.

FORTALEZAS Y DESAFIOS

Una de las fortalezas del parque es que ofrece a los participantes una dirección en su planificación. El parque Eva Hajduk  identificó como una de sus fortalezas que son personas comprometidas con el mantenimiento, mientras que entre sus debilidades señalaron la falta de asociados activos  Ellos necesitaban tomar conciencia de ambas cualidades internas cuando desarrollaban estrategias para el cambio del parque y darles a entender a la comunidad que la supervivencia del parque dependía de ellos no de la municipalidad de Berazategui.

 Cuando el parque Eva Hajduk miró dentro de sus oportunidades externas e internas se dieron cuenta de que tenían la atención de los vecinos. Ellos pueden obtener provecho de esta oportunidad para obtener concesiones de dinero, pero necesitan definir proyectos con conciencia de sus debilidades internas: las personas en la comunidad necesitan definir su concepto de éxito y así hacerlas partícipe de la preservación del parque y en ese orden de ideas se diseña un plan estratégico que proponga una serie de desafíos como:

Incorporación de proyectos turísticos comunitarios que incentive la participación de personas que no sean de la zona.

Actividades que se enfoquen a la sostenibilidad  del parque.

Seguir estableciendo estratégicas con instituciones públicas Y privadas con el fin de trabajar con proyectos comunitarios.

Trabajar conjuntamente con la municipalidad para que fomente las actividades del parque en cuanto a proyectos sostenibles y de conservación ambiental.

Uno de los desafíos Más grandes es transformar . El parque Eva Hajduk  en uno de los lugares de preferencia en Zona Sur para el turista a través de la actualización de información suministrada por los medios en la rama de oferta turística.

Conclusión

Creemos que al analizar esta organización descubrimos el conflicto general que ellos tienen. Son un grupo de personas que ayudan al cuidado y mantenimiento del Parque de La Estación de Ranelagh, ubicada en la localidad de Berazategui. Ellos no son reconocidos por su labor diario, ya que es la primera estación, que tiene cedido el predio de su alrededor,  a los vecinos del lugar y son quienes se encargan de la misma. Por ese motivo es que son una organización sin fines de lucro. Solo buscan mantener el parque en condiciones estables, pero la gente de los alrededores no se encuentran totalmente informados del trabajo que realiza esta organización y repetidas veces los confunden con un “plaza”, cuando en el predio no tienen permiso de dañar los ejemplares ni colocar cualquier tipo de instalación que requiera, por ejemplo, de cemento ya que dañaría el ecosistema. Es por eso que entonces, no cuentan con juegos para niños ni otras características típicas de una plaza. Pero así y todo la gente sigue confundiendo el parque. Esto nos llevo a reconocer los problemáticas que tiene el parque, y con la información suministrada poder diseñar acciones que brinden soluciones a los diferentes problemas encontrados en el parque.

Nos encontramos con una asociacion de vecinos sumamente organizados. Una organizacion que desde hace muchos años trabaja para preservar el lugar al que pertenecen. Un mandato cuasi familiar que pasa de generacion en generacion. El fuerte arraigo al parque como simbolo caracteristico de la localidad de Ranelgh, sumado al sentido de pertenencia de los involucrados con su localidad.

Trabajo final para la materia “Marketing integral en comunicación”. Diciembre 2018

Deporte como derecho

El Polideportivo de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) cumple un rol fundamental, no solo para toda la comunidad educativa, sino que también para la ciudad.

La UNQ es uno de los pocos establecimientos que fomentan la actividad deportiva, ya que cuenta con múltiples disciplinas. Hace unos cinco años, había actividad en las universidades, pero no así, el deporte universitario. No había acciones en conjunto para mejorar la calidad y proyectar a futuro, cada una hacía lo que mejor le parecía para su comunidad educativa.

Gracias a diversos cambios desde el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación y la coparticipación de todas las Universidades del país, fundaron los hoy llamados Juegos Universitarios Regionales (JUR). El objetivo es promover el desarrollo académico y humano de los estudiantes con un torneo federal, competitivo e inclusivo. Un torneo anual, donde participan representantes de instituciones públicas y privadas de Argentina.

Los JUR se dividen en dos etapas de competición, primero la Regional y después la Nacional. Cuenta con doce disciplinas deportivas: ajedrez, atletismo, básquet, fútbol, futsal, handball, hockey, natación, rugby, tenis, tenis de mesa y vóley. Estos juegos permiten a los participantes competir a nivel internacional en los JJOO Universitarios.

Tal es el caso del crecimiento de la actividad deportiva que, por ejemplo, en el 2011 solo hubo dos participantes Argentinos en Rusia. En 2017 viajaron más de doscientos participantes a los JJOO Universitarios de Taiwán.

Nicolás Mellino, Director de Deportes de la UNQ comentó: “Dentro de la federación de deportes, creamos un proyecto llamado “doble carrera” que busca que los deportistas de alto nivel del país, estudien una carrera universitaria. Creemos que un deportista formado en la Universidad tiene más potencial”.

El 28 de marzo de 2017 se realizó la inauguración del nuevo campo de deportes y recreación de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ). Al acto inaugural asistieron, el rector de la UNQ Alejandro Villar, el intendente del Municipio de Quilmes Martiniano Molina y el Director de Deportes Nicolás Mellino, entre otros.

“Estamos muy emocionados por la inauguración del predio. Para nuestra gestión el deporte es un eje central” comentó el Rector al momento de la inauguración.

El gimnasio de la UNQ estaba ocupado durante toda la semana, especialmente después de las 18. Es así como se pensó en tener un campo de deportes anexo. Que no solo sea deportivo, sino también recreativo para toda la comunidad educativa. El lugar del polideportivo son tierras cedidas por la Municipalidad de Quilmes en 2013. Un terreno de cuatro hectáreas ubicado en la cercanía de la UNQ y a metros de la bajada de la Autopista Buenos Aires-La Plata.

El predio cuenta con, un gimnasio cubierto, una cancha de fútbol 11, un quincho con parrillas y mesas y juegos infantiles. Se pensó en colocar una cancha de rugby, pero el terreno es escaso. Hasta el momento en el anexo se practican, Futsal, Handball y Rugby.

El ingreso al campo de deportes es totalmente gratuito y puede asistir cualquier persona que forme parte de la comunidad Universitaria, estos pueden ser alumnos, graduados, profesores, administrativos y personal no docente. El uso tanto del gimnasio cubierto como de los espacios recreativos, es también gratuito.

Para facilitar el acceso al polideportivo, la UNQ implementó un sistema de traslado para los deportistas que concurran al anexo. Pablo Antoniuk, coordinador deportivo señaló: “El servicio existe para asegurar la seguridad de los estudiantes: la zona no está urbanizada por completo y se quiere garantizar la integridad de los alumnos”

Con previo pedido al conductor de la combi y en caso que haya lugares vacios en ella, se puede ir en este servicio hacia el campo de deportes para conocerlo sin ser deportista de la UNQ. Tener en cuenta que la combi va y vuelve de inmediato.

Las canchas de Futsal y Handball del gimnasio de la UNQ no cuentan con las medidas reglamentarias de 40 por 20 metros, sino que tienen una extensión de 32 por 18 metros. Estas medidas no permiten realizar eventos como competiciones federativas o internacionales. El actual gimnasio cubierto del Polideportivo tiene las medidas reglamentarias y cuenta con la aprobación de la CAH (Confederación Argentina de Handball).

Sobre la importancia del gimnasio cubierto en el polideportivo, Nicolás Mellino comentó: “Como en Quilmes no existe ningún gimnasio cubierto, la universidad se convierte en actor social importante para la ciudad. No solo podrá haber competiciones deportivas, sino que también culturales y musicales”. Desde la UNQ se pretende que toda la zona del Polideportivo mejore en cuanto a iluminación, asfalto y limpieza. Las mejoras dependerán del municipio. Sin dudas el campo de deportes tiene una importancia muy grande no solo para la Universidad, sino que para toda la ciudad.

Texto de Junio del 2017 publicado en la revista Universitaria “Aula 67”

El Mesías del futbol, Lionel

Perfil sobre el futbolista argentino Lionel Andrés Messi

Arranco el perfil comentando lo difícil que se me hace, créanme, el retratar a la persona más famosa del mundo. Ningún líder político ni religioso es capaz de superarlo, él también es un líder, pero un líder deportivo. Lionel no es más que un joven nacido un 24 de Junio de 1987 en la ciudad Santafesina de Rosario, de una familia trabajadora sus padres son Celia y Jorge. Tiene dos hermanos, Rodrigo y Matías, y una hermana, María Sol. Quiero comentar un poco de como era su vida y de cuando él era un mortal más en el mundo. Mejor dicho, cuando era una persona porque pareciera que ya no lo es. Él era un chico simple, petiso, tímido, no se metía con nadie, tenía sus amiguitos con quienes se divertía en el club del barrio y en el potrero. En el colegio le iba bien, pero no más que eso, él se dirigía hacia su escuela hacia sus deberes y regresaba, los que lo conocían lo adoraban. Su abuelita era su compinche, y alguien que marco su vida para siempre, ella lo llevaba de aquí a allá, pero un bendito día lo llevo a ver un partido de futbol en el club del barrio, y por esas cosas Lionel entro a jugar ese partido pese a su corta estatura y edad. Como no iba a ser de otra manera, deslumbro a todos con su juego. Para orgullo de su abuela, a quien hoy, le sigue dedicando sus goles mientras señala el cielo. Lionel la extraña y la recuerda en cada gol.                             

Un problema hormonal lo tuvo a mal traer. En la etapa donde cualquier chico crece, Leo no lo hacía. Amparándose en el futbol como medio de rescate, su familia que no podía pagar el tratamiento, les pidió a distintos clubes si le podían financiar el tratamiento médico para su hijo. Pero ningún club en la Argentina accedió a pagar los altos costos. La vida lo llevo a la ciudad de Barcelona, en España, lejos de su querida Rosario. Allí vieron lo que nadie vio antes, el talento innato de este chico, su velocidad y su agilidad. La familia cumplió la difícil tarea de acompañarlo mientras se alejaban de su nación, todo por su tratamiento y por el sueño de Leo por jugar a la pelota.

Ya de adolescente, y cuando se empezaba a hablar de él, desde su país lo llamaron preguntándole si le gustaría ponerse la camiseta celeste y blanca, con una sonrisa tímida accedió. Estaba empezando a cumplir su sueño, porque por más kilómetros que este de su país, su sueño siempre fue jugar para la bandera de su querida Argentina. Lo que él no sabía, es que ese partido en el que hizo su debut, era toda una farsa. Si, ese partido era completamente inventado con el único fin de que ese famoso chico Argentino que vivía en España, se ponga la camiseta Argentina y que así sea para siempre.

En su club empezaba a jugar cada vez más. El técnico del Barcelona, el Holandés Frank Rijkaard, le deposito toda su confianza y lo hacía jugar en el primer equipo. Ya para sus apenas 18 19 años, el mundo hablaba de él. Disputó el Mundial de Futbol FIFA para su país y gano la Champions League, el torneo más importante de Europa a nivel clubes. Y eso, que ni les nombre que ya un año antes había ganado un título mundial con la selección juvenil de Argentina. Y como no podía ser de otra manera, fue la figura del torneo.

En el mundo futbol, ya se murmuraba más fuerte sobre este joven futbolista Argentino de apellido Messi. Él se hacía notar cada vez más. Ganaba títulos con su equipo de la mano de uno de sus mayores maestros, Pep Guardiola. En la tapa de los diarios salía su joven rostro, con un lacio pelo largo. En la televisión, podíamos escuchar su tímida voz. En su espalda comenzaba a usar el número 10, el más significativo de todos en su deporte. Sin ningún problema se cargó de ello y la utilizo a la perfección. Yo desde Argentina, comenzaba a agendar los días y partidos que su equipo jugaba, es que créanme, estábamos ante un futbol pocas veces visto. Comenzaba a marcar a una generación. En cualquier partido que los niños jugasen en las calles o en las plazas, al que mejor jugaba, al que más se destacaba, ya lo comenzaban a apodar con el nombre de Messi, “el Messi del equipo”.

Pasaban los años y con ellos infinidades de copas y títulos obtenidos con su club. Mientras levantaba las copas ganadas con el Barcelona, en su cabeza no paraba de imaginarse levantar un título, pero con la camiseta de su país.

Quienes lo conocen, cuentan que desde chico en Rosario, siempre estuvo enamorado de una chica llamada Antonella. Quien hoy en día sigue siendo su gran amor. Fruto de su relación, en el 2012 nace su primer hijo Thiago, en 2015 su segundo hijo Mateo y en 2018 nace Ciro.

En el año 2014 se paralizó el planeta durante un mes. Se disputó, en Brasil, el mundial de futbol. Las cámaras y los flashes apuntaban a una sola persona, Messi. El equipo argentino llego a la competición con más dudas que certezas. Lionel jugo un gran torneo, y bajo mi juicio, llegamos a la final  del mundo gracias a él. El país estuvo en vilo por aquella final del mundo entre Argentina y Alemania. Para lamento de Messi la victoria no pudo ser posible. A los años siguientes dos finales más, esta vez de Copa América, también terminaron en derrota. Derrotas que él se adjudica, porque eso es lo que hace un líder y un capitán. Proteger a los compañeros y cargarse de una mochila repleta de piedras al hombro sin que nadie lo obligue. Un joven tímido, callado, que ama a su familia y al fútbol, así es Lionel Messi.

Donde hubo obreros, hoy hay estudiantes

Breve reseña sobre la Universidad Nacional de Quilmes

La Universidad Nacional de Quilmes es un edificio que combina, la historia, la modernidad y la accesibilidad. Anteriormente donde hoy está la Universidad, se ubicaba la antigua “fabrica fabril financiera de Bernal”. En un lugar donde los obreros trabajaban el algodón, y bajo esas estructuras de grandes paredes de concreto y calles internas que al día de hoy continúan, fue donde se empezó a idear la UNQ. Hoy en día cuenta con cuatro departamentos: Ciencias Sociales, Ciencia y Tecnología, Economía y Administración y Artes, además de una biblioteca, laboratorios, salas de computación, tres centros de estudiantes, aulas virtuales, un auditorio, un comedor, un centro de fotocopiado, baños en todas las plantas del edificio, un gimnasio, sectores administrativos y hasta una escuela secundaria técnica en el mismo predio. Cuenta además, con un ágora, un punto de encuentro entre estudiantes y profesores, que fue la primer obra que se realizo y la columna vertebral del proyecto que unió los tres antiguos galpones paralelos. La construcción fue larga (1994-2006) pero todo fue construido a su debido tiempo para poder perfeccionar cada sector hasta llegar a los 25000mt2 de construcción con los que hoy cuenta nuestra Universidad. De buena calidad de enseñanza, mezclada con un lindo ambiente en los días cálidos como en los fríos, hoy se observa una vida universitaria en plenitud, y donde hubo obreros, hoy hay estudiantes.

¿En qué pensas?

Indistinto el tiempo y el lugar. El espacio era el mismo, uno al lado del otro. Bastaba solo una simple mirada perdida para ser consultado por aquello. ¿Era solo una mirada perdida? ¿Qué sentimientos se atravesaban en esos instantes? ¿Pensaba en mí? ¿En vos? ¿En nosotros? ¿Podremos seguir perdurando? ¿Hasta cuándo? ¿O solo pensaba en banalidades de lo cotidiano?

Ese instante fugaz en el que mi vista se dirigía a ningún puerto concreto y mis ojos oscuros flotaban en la nada. Abundaba el silencio. Silencio de protección. Una protección que se traducía en compañía. Y era ahí, como cuando en innumerable cantidad de veces me preguntaste “¿En qué pensas?”. Simple, concreta, concisa. Sin tantos preámbulos. Inhalar, exhalar, sonreír. Mirar al costado y responder “Nada”. Nada hoy es lo que sobra. En estos tiempos se mira hacia la nada, pero también a los costados ¿Y la protección? ¿Y la compañía? Silencio es lo que queda y nada que responder, ni a quien responder.

Memorias desde la montaña

Estuve pensando, y pensé mucho. Reflexione. El tiempo pasó y sigue pasando. Subestime el tiempo, creí que todo era pasajero. Hasta me di el lujo de llevar mi mente un rato de vacaciones. “Como si todo estuviera al fin por acabarse. Como si todo estuviera al fin de empezar. Hay que amasar el pan para vivir, porque se vive, para seguir viviendo. Escribir. Amasar el pan. No hay diferencia” Estuve leyendo a Leila Guerreiro y fue mi excusa. Aprendí. Hoy lo veo distinto ¿Cómo es el duelo? Me pregunte. Mi hipótesis más grande es que no tiene respuesta esa pregunta. U hoy es lo que elijo creer. Pase por el living de mi casa y eche a mi perro que estaba acostado encima de ese sillón. El de color naranja, donde todo termino. Entonces, vine a escribir a mi habitación, donde todo comenzó.

Crecer, reír, conocerse y aprender. La juventud es así. Compartir momentos, miedos, alegrías, tristezas, felicidad. Compartir. Los 24 fueron todos de felicidad, ahora son solo un número más en el calendario. Me conocías más de lo que yo mismo me conozco. Yo te conocía más que a mí. “¿Crees que algún día volveremos?” Esa famosa pregunta que soltaste aquella fatídica tarde de miércoles. Se veía venir. El buzón estaba listo para aquel telegrama de despido. Pero se hacía presente ese miedo a dejar sin soltar.

El camino se bifurco. Hoy me encuentro arriba de una montaña silenciosa y fría. Desde acá se ve tu playa. Vi dos reposeras, elegí no ver más. Ese horizonte no es el mío. Ese horizonte que busco mientras giro en círculos. La ultima despedida, el último abrazo, las últimas facturas que lleve esa tarde, el último amor. Tengo la hermosa desgracia de recordar todo. De vez en cuando alguien se atreve a subir mi montaña y a preguntarme por tu playa. Es que algo dejaste. ¿Y con los recuerdos que hago? No se me ocurrió mejor cosa que ponerlos en una caja de zapatillas. Y ahí están. Desde acá los veo. Sacarlos, tíralos, guardarlos. Nose, nunca se. Soy cómodo, me recosté un día y allí me quede hasta ese miércoles fatídico. No puse, ni pusimos, ímpetu a cambiar. Entonces me quede en mi montaña. Creo que acá está todo bien. Siguen los de siempre y algunos más. En mi cumpleaños sonó mi teléfono. Llego un mensaje con un deseo “Que siempre seas feliz”. Hoy acá lo reenvió.

¿Querés tomar algo?

Ultimo día de Octubre, faltaba poco para cobrar ¡qué bueno! pensé. Me dirigí a mi trabajo como todos los días y de la manera en que lo hacia todos los días. Colectivo, tren y la radio en mis auriculares siempre conmigo. Aunque a la noche tenía una cita sumamente importante, y mi cabeza estaba allí.

En aquel tiempo era el jefe de cocina de una importante pizzería-restaurante. Un puesto no menor para mis apenas veintidós años. Me faltaba cancha, claro que sí, pero era un desafío personal. El trabajar una jornada completa para luego dirigirme a la Universidad. Quería hacer todo, y claro que se me hizo difícil, es por eso como ocurrió el desenlace. Esa jornada laboral fue extraña. Note un par de caras largar en el ambiente, ya no me estaban atrás como en los últimos días. Continúe con mi trabajo como lo hacía a diario. Finalizando la jornada me llamaron para hacer una pequeña reunión en una de las mesas del restaurante. En ella estaban los encargados de ambos turnos y Fede, el pizzero, el jefe general del despacho pero principalmente, mi colega y amigo. Él fue el que me había recomendado en el lugar depositando toda su confianza en mí. Pero Fede estaba pálido, su rostro lo decía todo. ¿Querés tomar algo Rami? Dijo uno de los encargados, fue la amabilidad antes de la patada. Como en las películas, antes de matar al enemigo en una reunión, uno le ofrece un trago al otro. Sinceramente no recuerdo que respondí. Seguro dije que no, como hago habitualmente cada vez que me ofrecen algo. Comenzó la charla y como era de esperar, iban a prescindir de mis servicios. No se cómo ni de qué manera se echa a alguien de un trabajo, pero a mí me dieron a entender que como jefe no servía. Que tenía que ser el malo de la película, que a mis ayudantes los tenía que tener con el dedo en el culo y si era posible, dos. A la bachera la tenía que tratar como a la peor miseria humana, porque yo era ¡el jefe! El jefe con escasa experiencia y un sueldo sumamente bajo, pero jefe al fin. Para ellos el niño blanco y universitario con futuro era yo. “Seguí con el estudio que te va a ir mejor que en este ambiente”. Todo muy lindo, pero ese niño no les servía. Necesitaban lo más parecido a un esclavo dentro de esa cocina, o al menos eso entendí. Peque de inocente, pero las cocinas son un poco así. Agarre mis cosas y me fui cabizbajo. En el camino hacia el tren vi otro restaurante en construcción. Una parte de mi pensó en dejar un cv allí, mi otra parte dijo “otra vez no”, al menos por ahora. Seguí caminando hacia la estación de tren.